La permanencia de altas temperaturas en los meses de verano, y que incluso suele extenderse al otoño, no sólo requiere de tomar ciertas prevenciones por los golpes de calor, la piel al contacto con el sol o el esfuerzo físico al realizar actividades, sino que existe otro factor a considerar, que puede atacar a cualquier edad: se trata del cuidado de los alimentos en la temporada veraniega, que pueden derivar en intoxicaciones u otros problemas que complican al organismo, aunque existen varias recomendaciones para evitar que esto ocurra.

Así, es importante saber cómo manipular alimentos tan delicados en temperaturas altas como la carne, los huevos, las verduras y las frutas, ya que se consumen mucho en verano. Sus temperaturas pueden ser distintas a las elevadas que traen estas épocas, lo que significa un posible malestar en puerta; es por eso que hay que estar atento a la cantidad de tiempo que la comida permanece fuera de una heladera o freezer, que es el momento en el que se avecinan los problemas.

Por tal motivo, Luján Costa (jefa del Departamento de Vigilancia, Información y Educación Alimentaria del Instituto Biológico Tomás Perón) destacó sobre este ítem algo importante: "En lo posible, ahora en verano, cuando se está fuera de casa, siempre hay que tratar de mantenerlos en conservadora con hielo", ya que con esta medida se evita que la comida entre en una temperatura en la que las bacterias pueden llegar a desarrollarse. "Mientras menos tiempo esté expuesto ese alimento a temperaturas cercanas a los 30°C, menos riesgo va a haber de enfermarnos", agregó la facultativa con relación a este tema.

Lavandina en el agua

Un punto clave para evitar las molestas intoxicaciones tiene que ver con la desinfección de ciertos alimentos, ahora más que nunca por la presencia del coronavirus en todo el mundo, y que deben realizarse mediante la inmersión de estos alimentos en agua con algunas gotas de lavandina; de hecho, hoy existen marcas que están indicadas para llevar a cabo esto, indicado cuidadosamente en sus rótulos.

"Esto es fundamental, porque no podemos usar cualquier lavandina para desinfectar alimentos, porque puede ser tóxica", detalló la especialista.

"Siempre hablamos de las dos gotitas por litro, pero puede variar; por eso siempre lo aconsejable es leer cada etiqueta", sostuvo con relación a observar la marca y el rótulo del químico a comprar.

En tanto, la especialista también destacó que la desinfección con lavandina se tiene que hacer incluso cuando al alimento se le saque la cáscara y luego se cocine: "Por supuesto que la verdura cruda tiene mayor riesgo de generar algún tipo de enfermedad. Hay que hacer principal hincapié en hacer una limpieza y desinfección profunda de los vegetales y frutas, sobre todo los que consumimos crudos".

La heladera y el freezer

Otra duda que siempre surge en una casa es sobre cómo utilizar de manera eficiente una heladera y/o un freezer en los meses de verano, y no caer en una intoxicación. Es sabido que la comida no puede estar más de dos horas fuera de la heladera, pero, por otra parte, también hay que evitar refrigerar el alimento que aún está caliente y no alcanzó una temperatura natural. La especialista relató con tintes explicativos que "cuando uno cocina volúmenes muy grandes y lo vamos a guardar en la heladera, no es lo ideal guardar una olla o fuente caliente".

Los profesionales creen que lo ideal es hacer un proceso de enfriado, esto se logra fraccionando en porciones más pequeñas o haciendo un baño maría invertido, es decir, colocando la fuente en otra más grande con agua y hielo.

En relación con el freezer también existe una serie de recomendaciones, como por ejemplo que sólo se puede volver a freezar un alimento si se cambia el estado, es decir, de crudo a cocido.

Descongelamiento

En cuanto al descongelamiento, la especialista resaltó una práctica habitual que es dejar el alimento descongelado a temperatura ambiente: "Nunca descongelen sus alimentos en la mesada o en la bacha, esto trae muchos riesgos, porque queda sometido a temperatura ambiente, en donde las bacterias se reproducen".

Lo ideal de utilizar esto es prever lo que se va a cocinar y descongelar dentro de la heladera el día antes. Tampoco es aconsejable descongelar bajo el chorro de agua o sumergiendo en agua caliente, todas estas prácticas son muy riesgosas.

Si se trata de una porción chica, se puede usar el microondas para descongelar previo a la cocción, siempre revolviendo para que reciba el calor uniforme.

En tanto, cuando un alimento está ya cocido y se va a recalentar, siempre es muy importante volver a calentar a temperaturas altas, como si se estuviera volviendo a cocinar. "Refrigerando no mato las bacterias, y si quedó alguna, sólo la elimino con altas temperaturas, no entibiando. Hay que calentar en todas las partes, sobre todo en el microondas, que calienta desparejo", aclaró Costa.

Consejos a tener en cuenta

Finalmente, los especialistas dejaron una serie de consejos para tener en cuenta a la hora de los cuidados de los alimentos: 1) Para manipular carnes y otros alimentos crudos, utilice utensilios diferentes separando siempre los alimentos crudos de los cocidos y de los listos para consumir. 2) Utilizar agua potable, no sólo para lavarse las manos y los utensilios que va a utilizar, sino también para preparar hielo, jugos o mamaderas. 3) Al realizar las compras, comenzar por los productos que no necesitan refrigeración y dejar para el final los perecederos como carnes, pescados, aves, lácteos y productos congelados. Confirme que los productos congelados se conservan a la temperatura indicada en el envase y, de no ser así, infórmeselo al encargado del local. Si solicita el envío de la mercadería a su domicilio, de ser posible llévese aquella que necesita refrigeración y, en caso contrario, asegúrese de que haya permanecido el menor tiempo posible a temperatura ambiente. Al recibirla, colóquela inmediatamente en el refrigerador y/o freezer. 4) Lavar sus manos y las superficies de la cocina con frecuencia. 5) No consuma alimentos en puestos callejeros que no tengan provisión de agua potable ni jugos, bebidas o helados de procedencia desconocida.

La vianda y la vuelta a clases presenciales

Con el comienzo de las clases presenciales en varios distritos de nuestro país, el cuidado de los alimentos que se les ofrece a los chicos también es vital, ya que al viajar todo tipo de comida en algún recipiente hay varias chances de que estos rompan la cadena de frío o que se fermenten y causen malestares gastrointestinales a los menores.

En algunas escuelas donde hay una doble escolaridad el horario del mediodía suele ser el momento en que el niño puede consumir algún alimento. Y entonces es cuando puede haber una complicación, ya que en muchos casos los alimentos van a permanecer cuatro horas o más a temperatura ambiente, favoreciendo el desarrollo de bacterias patógenas en esa comida.

Es en este momento que se debe planificar qué tipos de alimentos son los más indicados para la vianda de su hijo, ya que es muy importante que los alimentos que usted le provee a su hijo sean nutritivos e inocuos.

Algunos alimentos que pueden ser una opción son: galletitas dulces o saladas, frutas frescas enteras y lavadas, tetra packs de jugos y frutas secas.

¿Qué es la salmonella?

Una de las enfermedades frecuentes es la salmonelosis, causada por la Salmonella, que está principalmente en el pollo y los huevos. Esta bacteria se encuentra en los intestinos de esos
animales y queda en la carne y huevos, y si no los manipulamos bien al cocinarlos, podemos consumirla junto con el alimento.

Para evitar la infección hay que realizar siempre la cocción completa, lavarse las manos y evitar la contaminación cruzada: “No hay que guardar el pollo en un plato al lado del tomate que voy a usar para la ensalada, porque esas bacterias pueden pasarse a la fruta que voy a comer cruda. En el pollo la voy a matar con la cocción, pero no en el tomate”, dijo Costa.

Lo recomendable es conservar en la heladera siempre en un recipiente con tapa. Esta contaminación cruzada también se evita usando otra tabla, platos y utensilios para cortar el pollo crudo y los vegetales. Lo mismo con las manos, tras manipular el pollo crudo hay que lavarse antes de tocar otro alimento que vamos a consumir.

La especialista dijo que la infección por Salmonella puede ocasionar la misma sintomatología que otra intoxicación transmitida por alimentos: vómitos, cefaleas, diarrea y malestar estomacal, cuadro que en niños y ancianos es grave.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos