En la previa al Día Mundial de la Diabetes, a celebrarse el 14 de noviembre próximo, expertos en fertilidad advirtieron sobre el impacto de esta enfermedad en la búsqueda del embarazo y explicaron qué alternativas seguras existen para las pacientes diabéticas que deseean ser madres.

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta al 10% de las mujeres en Argentina e implica la presencia de altos niveles de azúcar en la sangre. Existen dos tipos: la Diabetes tipo 1, aquella que por lo general se desencadena en pacientes jóvenes que dejan de producir insulina y la Diabetes tipo 2 que se suele manifestar en adultos y se relaciona con la insulina resistencia, la obesidad y los hábitos de vida. Ambos pueden generar dificultades en el embarazo.

“Las pacientes con Diabetes tipo 2 suelen tener problemas para quedar embarazadas, porque tienen alteraciones metabólicas y hormonales. Por eso, en general tienen más chances de requerir un tratamiento de fertilidad”, expresó la Dra. Doris Raso, especialista en Medicina Reproductiva, y agregó: “Además, es posible que tengan más riesgo de complicaciones durante el período gestacional”.

En el caso de las pacientes que tienen Diabetes tipo 1 y requieren insulina todos los días, es fundamental que antes de llevar a cabo un embarazo, estabilicen la glucemia, el peso y tengan la autorización de su diabetólogo. En general, suelen transitar esta etapa sin problemas porque “cuando empiezan a buscar el embarazo, ya están con la enfermedad controlada. De todos, modos es fundamental que continúen con su tratamiento habitual”, advirtió Raso, especialista del centro WeFIV.

Diabetes tipo 2: riesgos para el embarazo

Las pacientes con Diabetes tipo 2 pueden tener complicaciones en el embarazo. Por ejemplo, tienen más riesgo de gestar niños macrosómicos, con peso superior al promedio habitual. La enfermedad puede afectar también al crecimiento del bebé y generar alteraciones en el desarrollo y al momento del parto.

Las pacientes con diabetes gestacional suelen tener mayor riesgo de inconvenientes en el momento del parto por el tamaño fetal, como así también, mayor incidencia de cesáreas y complicaciones neonatales (hipoglucemia, complicaciones respiratorias, etc.).

La diabetes afecta al 10% de las mujeres en Argentina.

Reproducción asistida: la alternativa para concretar el deseo de tener un bebé

Usualmente, la Diabetes tipo 2 no requiere insulina y puede ser tratada con dieta saludable, ejercicio y cambios de hábitos. En ocasiones, con indicación médica, se complementa con medicaciones vía oral, lo que “suele mejorar mucho el estado de salud antes de empezar el embarazo”, sostuvo la Dra. Raso. No obstante, debido a que las dificultades para lograrlo son mayores para quienes tienen este tipo de diabetes, las pacientes suelen acceder a los tratamientos de reproducción asistida para concretar su deseo. Gracias a la medicina reproductiva, es posible -con el debido control- llevar adelante un embarazo sano.

Ver comentarios