Los pies son nuestas bases, los que nos sostienen y nos llevan dónde querramos. El cuidado de los pies es para todos una tarea fundamental. Esto se vuelve mucho más importante en el caso aquellos que tengan pie diabético. El pie de la persona con diabetes se vuelve extremadamente sensible y se puede lastimar con mucha facilidad. 

Muchos de los problemas en los pies que se experimentan con la diabetes se producen por complicaciones en los nervios y vasos sanguíneos. La mala circulación y falta de sensibilidad en extremidades inferiores causa que las pequeñas heridas se puedan infectar seriamente en poco tiempo

No es un detalle menor que aproximadamente el 70% de las amputaciones de extremidades inferiores en todo el mundo están relacionadas con la diabetes. Por lo tanto, es muy imortante que cuides y protejas tus pies en el caso de tener esta enfermedad. 

¿Cómo prevenir lesiones en el pie del diabético?

Es muy importante que coordines con tu médico los cuidados específicos para tu pie. Entre ellos, se te recomendará: 

  • Higienizarlos todos los días con agua tibia y jabón neutro
  • Cada tanto, verificá tener sensibilidad en todos los sectores de las extremidades inferiores. 
  • Concurre al podólogo para un corte perfecto de las uñas. 
  • No utilizar sustancias que los puedan irritar o causar reacciones alérgicas.
  • Secar bien los pies, con suavidad y controlando que no queden humedades entre los dedos.  
  • Revisa vos o pedí ayuda a alguien para ver que tus pies no tengan heridas, uñas encarnadas o cambios de coloración.
  • Evitá largas caminatas sin tomarte un descanso.
  • Cada tanto, quitate los zapatos y medias.

¿Qué calzado, zapatos o zapatillas puedo usar si tengo pie diabético?

La elección del calzado es un punto fundamental para su correcto cuidado. Elegí los zapatos con mucha atención para el pie diabético. Un zapato que calza mal puede provocar una úlcera que luego se convierta en infección.

Además de la correcta elección del calzado, es importante usar medias adecuadas y sin costuras.

  • No atar los zapatos ni zapatillas demasiado fuerte. Tampoco los deje flojos ya que pueden producir rozamientos. 
  • En lo posible se deben evitar los zapatos con dedos en punta y tacones altos. 
  • Controle el calce de su zapato en el ancho, largo, parte de atrás, base del talón y planta del pie.
  • Se recomienda comparar zapatos nuevos a una hora tarde del día cuando los pies están  dilatados.
  • Los zapatos nuevos se recomienda usarlos solo durante 2 horas o menos cada vez. Y, en lo posible, cambiarse de calzado al menos una vez durante el día.
  • Asegurate que los zapatos que sean cómodos sin necesidad de un período "de ablande".

¿Cuándo debo consultar al médico por el pie diabético?

No dejes de llamar a tu médico si tenés cualquier problema en los pies. Es importante que te revisen y hagan las curaciones necesarias. No trates de hacerlo por vos mismo.

Acudí al médico si observas alguno de estos síntomas::

  • Enrojecimiento, hinchazón o aumento del calor
  • Llagas o hendiduras
  • Hormigueo o sensación de ardor
  • Dolor
  • Úlcera, ampollas o uñas encarnadas
  • Cambios de coloración