Durante las cuarenta semanas de gestación que incluye el desarrollo de un embarazo, las mujeres se enfrentan a distintas dolencias que, en muchos casos, van cambiando a medida que crece la panza pero podrían traer consecuencias para el feto. Desde dolores de cabeza hasta molestias en los pies, hay una variedad de cambios físicos. Pero más de una puede afirmar que el mas tortuoso es el dolor de espalda. 

Por lógica es el mas típico, ya que es la consecuencia directa del aumento de peso, del centro de gravedad que está cambiando y de las hormonas que están relajando los ligamentos en las articulaciones de la pelvis. Pero no te asustes, es posible aliviar este dolor sin recurrir al paracetamol precisamente. 

A continuación te mostramos 5 maneras de aliviar el famoso dolor de espalda para hacer tu período de gestación mas llevadero. 

1. Practicá mantener una buena postura

Prueba con pararte erguida y con la espalda recta, el pecho elevado y los hombros hacia atrás y relajados. No trabes las rodillas y al estar de pie, mantenlos separados para un mejor apoyo. Si debes estar de pie durante períodos prolongados, apoya un pie en un taburete bajo y tómate descansos frecuentes.

2. Dormir de lado

Nunca duermas de espalda. Mantén una o ambas rodillas flexionadas. Considera usar almohadas para embarazo o de soporte entre tus rodillas flexionadas, bajo tu abdomen y detrás de tu espalda.

3. Aplicar calor, frío o masajes

Su eficacia es limitada pero en el momento resulta sanador. Masajear la espalda, o aplicar una almohadilla térmica o una compresa de hielo siempre ayuda. 

4. Incluir actividad física en tu rutina diaria

Esto es algo indispensable para las embarazadas. No caer en las garras del sedentarismo y asesorarse con un profesional de la salud para que te de actividades adecuadas, como caminar, ejercicios en agua o estiramientos. La actividad física regular puede mantener tu espalda fuerte y aliviar el dolor durante el embarazo.

5. Conseguir el calzado adecuado

Usa zapatos de tacón bajo (no de piso) con un buen soporte para el arco. Evita los zapatos de tacón alto que pueden ocasionar que te vayas hacia adelante y te caigas. Y si es posible, para mayor comodidad, considera usar una faja de soporte para maternidad. 

Renunciar al Paracetamol

Cabe destacar que ante los constantes dolores, las mujeres gestantes buscan alivio en el paracetamol y a veces no sería la mejor solución. Si bien el Acetaminofén, como se denomina a su droga, se usa para aliviar dolores leves y está incluido en el listado de medicamentos esenciales por la OMS, un estudio  que se realizó recientemente que se publicó en Nature, destaca que la exposición al acetaminofén podría generar un aumento del riesgo de sufrir trastornos de desarrollo neurológico, reproductivos y urogenitales.

También, dicha investigación, revela que se produjo un incremento del 9.5 % de la tasa general de discapacidades de desarrollo entre los años 2009-2011 y 2015 a 2017. Y, en las regiones occidentales, un aumento de los trastornos reproductivos y urogenitales masculinos, generando criptorquidia (patología por la cual un testículo no se trasladó a la bolsa del tejido), generar disminución de fertilidad, cáncer y bajo recuento de espermatozoides.

En el estudio que tiene alcance internacional, se señala que las mujeres en período de embarazo debería renunciar al consumo de Paracetamol. Salvo que la ingesta sea precripta bajo pedido médico, con el fin de minimizar al máximo posible cualquier posible riesgo asociado a los trastornos mencionados.
Y, en el caso de que sea necesario usarlo, la investigación hace poco de que debería consumirse en dosis bajas y, además, durante el menor tiempo posible.