La mayoría de las personas creen que los gatos no pueden ser adiestrados ya que no responden al proceso de la misma forma en que lo haría un perro. Mientras que los caninos solo quieren agradar a su líder, los gatos prefieren hacer lo que les plazca. Sin embargo, esto no significa que el entrenamiento sea un misión imposible, con un poco de comprensión sobre las características "gatunas" y algo de paciencia, la convivencia con tu mascota puede mejorar considerablemente.

Es importante tener en claro que los felinos no entienden ni responden a los castigos. Por lo tanto, durante el adiestramiento será más efectivo que cuando haga algo bien, se lo anime a repetir la misma acción. ¿Cómo? Mediante recompensas. Estas pueden expresarse de dos formas: los elogios y caricias o las golosinas. Ambas opciones son buenas para motivarlos.

Por otro lado, es fundamental ser constante y coherente en las actitudes. Se le debe llamar la atención cada vez que haga algo que está mal. No sirve de nada retarlo en la primera acción incorrecta si en las posteriores no se repite la orden. La constancia es una de las claves para obtener buenos resultados a largo plazo.

Los elogios y caricias o las golosinas son buenas para motivarlos son buenas para motivarlos.

Beneficios

El principal objetivo del adiestramiento es conseguir una convivencia feliz entre el gato y la familia para así poder construir un vínculo afectivo profundo y duradero. Pero también sirve para lograr que el animal se sienta a gusto y seguro en el hogar, para evitar que destruya los muebles, cables o similares y, principalmente, para lograr que orine y defeque donde corresponde.

Si el felino tiene las necesidades cubiertas seguramente no presentará conductas inadecuadas. El estímulo y el juego son claves para tener una mascota activa y saludable.

En este aspecto, el rascador tiene un papel fundamental. Les gusta, lo usan a diario, sirve para pulir sus uñas y los mantiene entretenidos y activos.

No dar uso al rascador es perjudicial para la salud y el bienestar del animal. Además, rascando marca el territorio, una conducta muy natural para ellos. Como bonus adicional, se evita cualquier destrucción del sillón o similares.

Una vez que aprenda a utilizar el arenero, jugar con el rascador y eliminar cualquier actitud de agresividad, se puede continuar con el aprendizaje para que incorpore otros trucos.

Este proceso incentiva la curiosidad del animal, lo mantiene activo y disciplinado pero además, ayuda a evitar patologías que puedan afectar su salud. Lo cierto es que los gatos se pueden entrenar satisfactoriamente, y al hacerlo disminuye su estrés y el de toda la familia.

El estímulo y el juego son claves para tener una mascota activa y saludable.

Las piedritas

Cuando la mascota no logra hacer sus necesidades en las piedras no todo está perdido. Aunque es algo complejo y también requiere de tiempo, es posible crearles el hábito.

Primero hay que conseguir un arenero grande, que cuente con espacio suficiente para que el gato pueda moverse en él sin problemas. Es habitual que hagan algunos movimientos antes y después de ir al baño.

Asimismo, es vital colocar el recipiente de las piedras en un lugar cómodo para que el felino esté tranquilo y no se frustre. Debe ser una zona fija, sin cambios bruscos de temperatura ni molestias.

En el caso de que el animal orine o defeca en otro sitio que el indicado, tomarlo con cuidado y llevarlo rápidamente a la caja para que termine de hacer sus necesidades allí.

Por último, es probable que los gatos cachorros y jóvenes no comprendan inmediatamente para qué sirve el arenero. Hay que llevarlos cada mañana y después de cada comida para que su mente se adapte a la rutina.

Es posible crear el hábito para que los gatos hagan sus necesidades en las piedritas.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos