Con el paso de los meses se habló mucho en todo el mundo sobre el coronavirus y los daños que genera en el organismo, además de la llegada de una esperanzadora vacuna que pudiera frenar a esta enfermedad. Ahora bien, en este último tiempo apareció un presunto nuevo síntoma que ataca a la parte auditiva, y que lo perjudicaría gracias al ataque del COVID-19.

Según los datos aportados por la Organización Mundial de la salud (OMS) en todo este tiempo se confirmaron que algunos de sus síntomas eran la fiebre de 37.5 grados o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, pérdida repentina del gusto o del olfato, cefalea, mialgias y diarrea o vómitos, entre otros.

 

Primer episodio en el mundo

Sin embargo, hace escasos días algunos profesionales de la salud británicos confirmaron el primer caso de pérdida auditiva permanente repentina relacionada con el COVID-19 en su país, lo cual de ser confirmado, se agregaría al listado de síntomas que atravesaría el cuerpo ante el coronavirus. En tanto, otro estudio publicado en una revista especializada de aquella nación sostuvo que el coronavirus puede instalarse en el oído y causar daños en el hueso mastoideo, ubicado en el cráneo, detrás de la oreja.

Según el artículo, estos daños incluyen infecciones en las cavidades auditivas y pérdida repentina de la audición. Para saber sobre este presunto síntoma en el cuerpo, el doctor Santiago Alberto Arauz, médico otólogo del Instituto IORL Arauz, relató que “la hipoacusia súbita es aquella pérdida mayor a 30dB en 3 frecuencias consecutivas y que se produce de forma repentina, o sea dentro de un período de tiempo inferior a los tres días, de forma parcial o completa”.

 

Sin confirmación científi ca En este sentido, Arauz explicó que todavía no existe ningún estudio científico que demuestre la existencia de una relación directa entre la pérdida auditiva súbita y la infección por el coronavirus. Sin embargo, el profesional advirtió que las causas de la hipoacusia súbita son variadas y una de ellas es de origen viral.

“Una de las causas de la hipoacusia súbita tiene que ver con algunos virus que generan infecciones en las vías respiratorias como, por ejemplo, el virus de la gripe, la influenza. Al ser un virus que ataca el tracto respiratorio, el COVID-19 eventualmente podría generar pérdida auditiva, pero, hasta el momento, no existe ningún estudio concreto que lo demuestre”, explicó el profesional.

 

Otras causas a tener en cuenta

En tanto, Arauz, agregó que otra de las causas más frecuentes de la pérdida auditiva súbita es el estrés. “Teniendo en cuenta los casos de hipoacusia en pacientes que tuvieron COVID-19, podemos pensar que la pérdida auditiva puede tener su origen en el estrés y la angustia que pudo haber generado al paciente el cuadro infeccioso”, planteó el profesional de la salud.

Por otro lado, el médico explicó que la pérdida auditiva súbita se puede tratar si se aplica un tratamiento temprano y oportuno.

“La mayoría de los casos de hipoacusia súbita tienen buena evolución y, por lo general, se aplica un tratamiento con corticoides. Aproximadamente un 65% de los pacientes recuperará su audición mientras que otra parte debe recurrir a otro tipo de tratamientos”, dijo el especialista en audición

Ver comentarios