Hace décadas que las esencias florales han irrumpido en el contexto de las medicaciones homeopáticas más utilizadas. Y cada día son más las personas que, en búsqueda de un tratamiento capaz de aliviar diversos desarreglos emocionales de una forma más natural, recurren a las flores de Bach.

Estas esencias se han instalado como una de las terapias alternativas más populares a pesar de que no son consideradas un medicamento ni cuentan con el aval de datos científicos que comprueben su eficacia.

Aunque el uso de las flores con fines terapéuticos se remonta a la antigua China, fue recién en 1930 cuando un médico británico, Edward Bach, creó un sistema basado en ellas para tratar desequilibrios emocionales de manera específica.

El cirujano, bacteriólogo, inmunólogo y homeópata llegó a la conclusión de que "la enfermedad no es material en su origen". Bach aseguraba que "la razón principal del fracaso de la ciencia médica moderna reside en que trata los síntomas y no las causas" y resaltaba la necesidad de encarar un abordaje integral de la persona afectada.

Tras 10 años de estudio sobre el tema, el experto desarrolló un sistema de 38 esencias florales, cada una de ellas asociada a un estado anímico determinado, con el objetivo de una mejor gestión de las emociones.

El conjunto de los preparados que hacen a la Terapia de las flores creada por Bach se puede dividir en siete grupos destinados a tratar: miedos, falta de interés, incertidumbre, soledad, hipersensibilidad, ideas externas, desesperación, y preocupación excesiva por los otros.

Según la teoría en que se basa la terapia, cuando la persona vuelve a conseguir un equilibrio de las emociones negativas, el cuerpo es capaz de afrontar la enfermedad por sí solo.

Beneficios

Al tratarse de remedios naturales las flores de Bach no tienen contraindicaciones, no generan dependencia, ni intervienen con tratamientos médicos con fármacos, lo que las hace aptas para todos: ancianos, niños, adultos y todo aquel que esté atravesando una enfermedad diagnosticada.

Los expertos en terapias florales aseguran que las esencias son muy efectivas para conciliar el sueño, enfrentar épocas estresantes, mejorar episodios de ansiedad o pánico y problemas de hiperactividad en los niños. Es decir, que las flores de Bach son perfectas para resolver enfermedades que tienen un origen emocional, mental o psicosomático.

Edward Bach fue el creador del sistema de terapia floral para una mejor gestión de las emociones.

Sin embargo, para encarar un tratamiento de este tipo hace falta primero empaparse del tema y tener en claro cuál es la afección que los está afectando. Se recomienda a quienes deseen comenzar una terapia con flores de Bach, que lo hagan siempre asistidos por un profesional experto en el tema, dado que no todas las esencias sirven para lo mismo.

Puede que las fórmulas para fabricarlas sigan siendo las mismas que desarrolló su creador en 1930, pero el hecho de que no exista ningún tipo de control oficial sobre este tipo de tratamientos naturales aumenta las probabilidades de caer en manos de un "chanta". Por eso, es importante contar con asesoramiento de parte de una voz reconocida en la materia.

Ver más productos

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

El detrás de escena de Alberto Fernández

El detrás de escena de Alberto Fernández

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Ver más productos