Al igual que sucedió con las carreras de publicidad e ingeniería en sistemas, cada vez son más los estudiantes que optan por estudiar una especialización en gastronomía. Los factores que influyeron en este nuevo boom son varios: en primer lugar hay que mencionar a la gran variedad de programas y realities de televisión cuyas temáticas abordan desde la pastelería hasta competencias de coctelería, comida internacional y presentación de platos.

De la onda expansiva que generó este formato televisivo surgió además la figura de los chefs famosos, quienes participan como jurados e invitados pero también se convirtieron en influencers redes sociales. Además, en las últimas décadas crecieron las diferentes corrientes de alimentación. Vegetarianos y veganos ahora conviven con los consumidores de comidas "fit", mientras el paladar tradicional argentino que solía volcarse más hacia las carnes y las pastas comienza a animarse a incorporar nuevas propuestas de menú asiático y árabe.

No es casual entonces que la demanda por cursos, talleres y carreras relacionadas a la cocina haya crecido tanto en la última década. En Capital Federal y Gran Buenos Aires cada vez son más los institutos y universidades cuya oferta académica se adapta a los nuevos tiempos. Las opciones van desde carreras completas (chef profesional, pastelería, etc.) de 3 o 4 años, hasta cursos más específicos cuya duración puede variar entre 1 mes y 2 años (crítico gastronómico, comida asiática, panadería).

En las carreras más largas que ofrecen títulos terciarios o una licenciatura también existe la posibilidad de obtener títulos intermedios. En varios institutos incluyen además la opción de realizar cursos intensivos, entre los cuales se destaca el de decoración de tortas, cuya popularidad está estrechamente relacionada a la tendencia "foodie" (expertos en el arte del buen comer) que invadió en los últimos años a las redes sociales, especialmente a Instagram.

Actualmente, decidirse a estudiar una carrera gastronómica presenta atractivas oportunidades. Por un lado, ofrece una amplia salida laboral. A pesar de los cierres y desafíos que presentó para el sector la pandemia, Argentina y más precisamente Buenos Aires, es uno de los sitios en el mundo con mayor proporción de bares, confiterías y restaurantes por habitante, basta con recorrer sus calles para encontrar con un cartel solicitando personal.

No es necesario cursar 3 años para comenzar a trabajar en los puestos más básicos o lanzar un emprendimiento casero. Una persona que realiza un curso corto de repostería puede generar su propio negocio de venta de dulces con una inversión mínima.

Por otro lado, se reactivó la industria del turismo y hotelería que ofrecen diversas posibilidades laborales: camareros, chefs, aprendices, bartenders, pasteleros y panaderos, son solo algunos de los puestos más solicitados, sobre todo en temporada.

Ver más productos

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Ver más productos