Si tenés más de 30 años, probablemente hayas usado pañales de tela y esa tendencia puede volver. En ese sentido, los ecopañales juegan un rol muy importante y se modernizaron mucho en las últimas décadas.

Así como poco a poco se van reemplazando los distintos productos de gestión menstrual como las toallitas y tampones por copas y toallas de tela, también existe una alternativa para los pañales que no solo contaminan el medio ambiente sino que su producción está íntimamente ligada a la tala de árboles.

En líneas generales, un pañal de tela se compone de dos elementos: una parte absorbente y una impermeable que debe de ser respirable pero al mismo tiempo impedir que se traspasen los fluidos.

¿Por qué los pañales ecológicos son una buena opción para tu bebé?

Sí, obviamente vas a tener que poner a funcionar el lavarropas mucho más seguido (lo que representa un gasto de luz y agua). Sin embargo, este es un pequeño contra si tenés en cuenta el dinero que te podés ahorrar. Se calcula que con un mínimo de 15 pañales, se pueden llegar a cubrir los 2 o 3 años de uso del bebé, dependiendo de su cuidado.

Por otro lado, tienen un gran beneficio dermatológico. Los desechables utilizan diversos químicos en su elaboración y para que absorban más, por lo que puede generar erupciones o alergias en la zona genital del niño. Los ecológicos se hacen con telas hipoalergénicas y sin ningún tipo de químico.

Tips para elegir el mejor pañal

Hay tanta variedad en el mercado que es necesario tener en cuenta ciertos tips según la disponibilidad de tiempo que tengas:

  • Hay algunas marcas que vienen todo en uno, es decir que los absorbentes están cosidos al cobertor. Si bien son más prácticos a la hora de ponerlos ya que se suben como si fuese una bombacha, en cada cambio hay que lavar todo el pañal.
  • Por lo general, salvo que haya ocurrido un "accidente", lo que se lava más seguido es el absorvente, por lo que se puede comprar menos cobertores y achicar los costos.
  • Para lavarlos, hay que retirar los residuos sólidos y tirarlos por el inodoro. Lo ideal es meterlos en una primera tanda solos a una temperatura de 40° para que se desprenda bien el pis y la caca. Si no quedan completamente blancos, hacer un segundo lavado en el que ya sí se pueden mezclar con otra ropita del bebé.
  • En cuanto a cómo se cierran hay dos opciones entre las más comunes: velcro y broches. Los primeros son más sencillos de usar, aunque hay que recordar siempre meterlos a lavar con el velcro cerrado para que no pueda dañar otras prendas. Al ser tan fácil de poner como de desprender, si el bebé es mayor puede quitárselos solos. Los de broches, si bien toma más tiempo al principio, es sencillo dominarlos y al traer varios, permiten que el pañal se vaya ajustando a medida que crece la criatura.
  • No necesitás comprar en primera instancia de un pack de varios pañales, primero podés comprar solo uno para saber si es una buena opción para vos y al mismo tiempo hacer un uso mixto con los desechables según a dónde vayan a estar y la facilidad que tengan para cambiarlo.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos