San Ladislao de Hungría.


Evangelio Lc. 9,51-62
Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas


Sucedió que como se iban cumpliendo los días de su asunción, Jesús se afirmó en su voluntad de ir a Jerusalén, y envió mensajeros delante de sí, que fueron y entraron en un pueblo de samaritanos para prepararle posada; pero no le recibieron porque tenía intención de ir a Jerusalén. Al verlo sus discípulos Santiago y Juan, dijeron: "Señor, ¿quieres que digamos que baje fuego del cielo y los consuma?". Pero volviéndose, les reprendió; y se fueron a otro pueblo (...) También otro le dijo: "Te seguiré, Señor; pero déjame antes despedirme de los de mi casa". Le dijo Jesús: "Nadie que pone la mano en el arado y mira hacia atrás es apto para el Reino de Dios".

Palabra del Señor

Contacto: evangelio@cronica.com.ar