Evangelio.

Mc 10,17-30.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Marcos.

En aquel tiempo, cuando Jesús se ponía en camino, uno corrió a su encuentro y, arrodillándose ante Él, le preguntó: “Maestro bueno, ¿qué he de hacer para tener en herencia vida eterna?”. Jesús le dijo: “¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno sino sólo Dios. Ya sabes los mandamientos: No mates, no cometas adulterio, no robes, no levantes falso testimonio, no seas injusto, honra a tu padre y a tu madre”. (...). Jesús dijo: “Yo os aseguro: nadie que haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o hacienda por mí y por el Evangelio, quedará sin recibir el ciento por uno: ahora al presente, casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y hacienda, con persecuciones; y en el mundo venidero, vida eterna”

Palabra del Señor.

Contacto: evangelio@cronica.com.ar.