Evangelio Jn. 2, 13-22


Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según San Juan

Cuando se acercaba la Pascua
de los judíos, Jesús subió a
Jerusalén. Y encontró en el
Templo a los vendedores de
bueyes, ovejas y palomas, y a
los cambistas en sus puestos.
Haciendo un látigo con
cuerdas, echó a todos fuera
del Templo, con las ovejas y
los bueyes; desparramó el
dinero de los cambistas y les
volcó las mesas; y dijo a los
que vendían palomas: “Quitad
esto de aquí. No hagáis de la
Casa de mi Padre una casa
de mercado”
(...). Cuando
resucitó, pues, de entre los
muertos, se acordaron sus
discípulos de que había dicho
eso, y creyeron en la Escritura
y en las palabras que había
dicho Jesús.


Palabra del Señor