Evangelio
Mc 2,18-22.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo segùn san Marcos.
Como los discípulos de Juan y los fariseos estaban ayunando, vienen y le dicen a Jesús: "¿Por qué mientras los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos ayunan, tus discípulos no ayunan?".

Jesús les dijo: "¿Pueden acaso ayunar los invitados a la boda mientras el novio está con ellos? Mientras tengan consigo al novio no pueden ayunar. Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán, en aquel día. "(...). "Nadie echa tampoco vino nuevo en pellejos viejos; de otro modo, el vino reventaría los pellejos y se echaría a perder tanto el vino como los pellejos: sino que el vino nuevo se echa en pellejos nuevos".

Palabra del Señor