Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas

Jesús decía a sus discípulos: 
"Había un hombre rico que tenía un administrador, al cual acusaron de malgastar sus bienes. 
Lo llamó y le dijo: '¿Qué es lo que me han contado de ti? Dame cuenta de tu administración, porque ya no ocuparás más ese puesto". 

 

El administrador pensó entonces: "¿Qué voy a hacer ahora que mi señor me quita el cargo? ¿Cavar? No tengo fuerzas. ¿Pedir limosna? Me da vergüenza. ¡Ya sé lo que voy a hacer para que, al dejar el puesto, haya quienes me reciban en su casa!'. (...).

Y el señor alabó a este administrador deshonesto, por haber obrado tan hábilmente "porque los hijos de este mundo son más astutos en su trato con los demás que los hijos de la luz”.

Palabra del Señor