Evangelio

 
Estaba Juan Bautista otra vez allí con dos de sus discípulos  y, mirando a Jesús que pasaba, dijo: "Este es el Cordero de Dios". 

Los dos discípulos, al oírlo hablar así, siguieron a Jesús. (...).

Al primero que encontró fue a su propio hermano Simón, y le dijo: "Hemos encontrado al Mesías", que traducido significa Cristo. 

Entonces lo llevó a donde estaba Jesús.

Jesús lo miró y le dijo: "Tú eres Simón, el hijo de Juan: tú te llamarás Cefas", que traducido significa Pedro. 

Palabra del Señor.