Evangelio
Jn 8,21-30.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan.
En aquel tiempo, Jesús dijo a los fariseos:"Yo me voy y vosotros me buscaréis, y moriréis en vuestro pecado. Adonde yo voy, vosotros no podéis ir". Los judíos se decían: "¿Es que se va a suicidar, pues dice: ‘Adonde yo voy, vosotros no podéis ir’?". (...). Entonces le decían: "¿Quién eres tú?".

Jesús les respondió: "Desde el principio, lo que os estoy diciendo. Mucho podría hablar de vosotros y juzgar, pero el que me ha enviado es veraz, y lo que le he oído a Él es lo que hablo al mundo». No comprendieron que les hablaba del Padre. Les dijo, pues, Jesús: «Cuando hayáis levantado al Hijo del hombre, entonces sabréis que Yo Soy, y que no hago nada por mi propia cuenta; sino que, lo que el Padre me ha enseñado, eso es lo que hablo. Y el que me ha enviado está conmigo: no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agrada a Él". Al hablar así, muchos creyeron en Él.

Palabra del Señor.