Bélgica es considerado uno de los países mejor posicionados económicamente, frente a la pandemia. Gracias a la estabilidad social, económica y sanitaria, un trabajo allí es una gran oportunidad para cualquiera pero Argentina es la elegida para seleccionar talentos.

El país europeo ofrece una serie de puestos de trabajo para argentinos y argentinas que estén interesados en desempeñarse allí. Además de un sueldo fijo y considerable, podrán obtener la visa laboral, algo que abre aún más las puertas del mercado de trabajo a nivel mundial.

En pos de animar a los interesados, las autoridades belgas establecieron algunos requisitos fundamentales para postularse. En primer lugar, los posibles candidatos deberán obtener un permiso del país de destino.

Para el permiso simplemente hay que llenar un formulario en la página web oficial. Luego se estudiará el país de origen -los argentinos tendrán un punto de ventaja-, la situación laboral que afrontará y el tiempo de residencia. Serán las autoridades de la Embajada de Bélgica en Argentina quienes otorgarán las autorizaciones necesarias, una vez obtenido el trabajo deseado.

Además, los tres factores determinantes para trabajar en Bélgica son la nacionalidad y el país de residencia; cuánto tiempo residirá en el país; y la futura situación laboral en Bélgica, es decir, si es asalariado o profesional independiente.

En esta línea, los sitios oficiales para conseguir empleo en Bélgica y solicitar el permiso de trabajo son Bruxelles Formation (se ingresa acá), VDAB (en este enlace se ingresa a la página oficial) y Wallonie (este enlace redirige al sitio oficial).

Una vez que el argentino encuentra trabajo y obtiene el permiso de trabajo, deberá presentarse en la Embajada para obtener un visado y la autorización para realizar una actividad profesional en dicho país.

En el caso de ser profesionales independientes -también conocidos como ‘freelancers'-, Bélgica tiene una tarjeta profesional especial para ellos y pueden realizar diversas gestiones en el país para poder ejercer la profesión.

En el sitio VDAB, hay más de 6.500 vacantes para perfiles orientados a la tecnología y las empresas en Bélgica están en la búsqueda de desarrolladores front-end y back-end como también profesionales con experiencia en lenguajes de programación como .NET, JavaScript, Java, PHP, C++, entre otros. Los sueldos, según el puesto, pueden llegar a alcanzar los 2300 dólares al mes.