Tras la terrible explosión e incendio de un camión que cargaba aerosoles y que dejó el saldo de cuatro muertos y seis heridos en la autopista Panamericana, a la altura del kilómetro 37, varias dotaciones de bomberos se hicieron presente en la noche del lunes para combatir la bola de fuego, que consumió no sólo el rodado de gran porte sino otros cercanos.

Lo cierto, es que el siniestro ocurrió en el kilómetro 37 del ramal Campana, altura de la localidad bonaerense de Garín, cerca de las 22.30 del lunes, cuando un camión que transportaba aerosoles chocó contra otros vehículos y posteriormente se incendió, causando la muerte de cuatro personas y heridas al menos a otras seis.

Después del aviso del personal de seguridad vial de la empresa concesionaria Ausol, varias dotaciones de distantas regiones del norte del conurbano se acercaron hsta la autovía y por espacio de varias horas, lucharon contra las llamas pero lograron apagar el voraz incendio.

Ya en la mañana de este martes, con vehículos siniestrados apagados, el caos vehicular se hizo presente en la zona, que las moles no fueron retiradas hasta la llegada de diversas grúas y camiones para retirarlos, tarea que se cree culminará en las horas del mediodía.

Personal de la Autopista en busca de sacar la camión siniestrado (Twitter).

Esta tarea de remoción de vehículos quemados, hizo que el tránsito fuera desviada hacia la calle colectora y se forme una suerte de embudo y tapón, en el cual unos cinco kilómetros de automóviles, motos y camionetas luchaban por ingresar a CABA.

Ver comentarios