Desde este miércoles, las tarifas de taxi en Ciudad de Buenos Aires aumentan un 30%, según dispuso el gobierno porteño. Se trata de la tercera suba de este año. El nuevo ajuste aplica tanto para la tarifa diurna, que abarca el horario de 6 a 22, como para la nocturna.

En cuanto a la tarifa diurna, la bajada de bandera aumentará a $111 y cada ficha (que cae cada 200 metros de recorrido o, si el auto está en espera, cada minuto) costará $11,10. Con respecto a la tarifa nocturna, que es un 20% por ciento más cara que la diurna, la bajada de bandera se irá a $133,20 y la ficha será de $13,22.

  <a href='https://www.cronica.com.ar/tags/Taxis'>Taxis</a>   <a href='https://www.cronica.com.ar/tags/Aumento'>Aumento</a> Tarifa
Los taxis aumentan el valor de sus tarifas.

Desde Ciudad indicaron que los aumentos responden a "adecuaciones que son necesarias para el funcionamiento de los servicios, asegurar su operación y mantenimiento y sostener el salario de los trabajadores del sistema".

El nuevo ajuste se discutió en la audiencia pública que se realizó el 16 de noviembre último. Este año ya se habían aplicado otros dos incrementos en el servicio de taxis, en febrero y abril, por un total del 44%.

Taxis: ¿Por qué cada vez circulan menos?

De acuerdo con datos de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la ciudad, hasta octubre de este año se habían renovado 27.200 licencias. Históricamente, circulaban por territorio porteño unas 30.000 unidades, pero la aparición de aplicaciones para realizar viajes impactó de lleno en la actividad.

En el marco de la pandemia, los taxistas fueron considerados "personal esencial", pero la menor circulación y el aumento de la oferta redujo la cantidad de vehículos.

Por caso, antes de la pandemia había entre 7.000 y 10.000 taxis recorriendo las calles porteñas por la noche; el 90% de ellos, conducidos por peones. Ahora, según el Sindicato de Peones de Taxis, no llegan a 2.000 vehículos en la misma franja horaria.

Frente a este panorama, la Legislatura porteña dispuso este año que, hasta 2025 inclusive, se extenderán los plazos para el recambio de los vehículos.

En consecuencia, podrán trabajar autos de más de diez años de antigüedad, que es el límite actual, en función de un cronograma especial de antigüedades máximas. De todas maneras, esos taxis deberán aprobar la Verificación Técnica Vehicular (VTV) correspondiente.