Todos los 15 de agosto en la Argentina pueden ser interpretados de distintas maneras según la perspectiva. Para los niños, es un día especial en el que serán agasajados las 24 horas y para las padres, además de la alegría, puede llegar a significar un asalto al bolsillo, debido al precio de los juguetes.

En este caso, las cifras fueron positivas ya que las ventas de juegos y juguetes por el Día de la Niñez y las Infancias, comúnmente conocido como Día del Niño, experimentaron un crecimiento del 10,7%, en comparación con el 2019. Estos números están en tono con las expectativas que tenía este sector.

El rubro que más creció fue el de los juegos de mesa.

Al parecer, el programa Ahora 12, que permitió abonar los regalos en tres, seis, 12 y hasta 18 cuotas, tuvo un interesante impacto en el aumento de ventas.

Según los datos de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ) el rubro que más creció fue el de los juegos de meza y rompecabezas, que experimentó un alza del 15,4%. Además, el organismo señaló que existió verificó “un muy buen desempeño tanto en el canal físico como en el on-line”.

Emmanuel Poletto, presidente del CAIJ, anticipó previamente que su objetivo era crecer un 10%, por lo que este año se llegó a la meta y con creces. Esto resulta alentador ya que muchos rubros no terminan de reincorporarse del “gancho” que les propinó la pandemia del Coronavirus. En esta fecha tan especial, se ve que el cariño por los niños pudo más.

Las compras online crecieron un 400% desde el inicio de las restricciones.

“Los comercios estuvieron totalmente abiertos y las fábricas de juguetes están llegando a ocupar el 63% de la capacidad instalada, nivel que supera los registrados en los dos años anteriores a la pandemia”, indicó también este organismo, que también precisó que 8 de cada 10 operaciones se realizaron vía tarjeta de crédito.

Precisamente y como ya comentamos, mucho tiene que ver el Ahora 12, mediante el cual se llevaron a cabo transacciones en 1240 puntos de venta en todo el país, lo que significó una duplicación de este método.

Por su parte, en compras de hasta $1000, el pago se realizó en una a tres cuotas, mientras que en aquellos productos durables como por ejemplo toboganes o triciclos, se abonó en hasta 18 cuotas.

El Ahora 12 habría tenido mucho que ver con estos números. 

En promedio, el número que figuró al final de los tickets en jugueterías que ofrecían mitad de productos nacionales y mitad importados fue $1200, mientras que en las grandes cadenas este número se vio multiplicado por dos.

Si desglosamos un poco los productos que se vendieron, nos encontramos con que los más requeridos fueron aquellos destinados a la primera infancia, con un 22,3% del total de las transacciones del sector.

 

En cuanto a los puntos de venta, se vio una clara predominancia de una tendencia que en estos tiempos se afianzó más que nunca, las ventas online. Según más datos de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, este canal aumentó un  400% durante las restricciones. A pesar de todo, sigue habiendo compradores que eligen las jugueterías, ya que prefieren “palpar” el producto, chaquear la calidad y recibir asesoramiento antes de adquirirlo para su hijo.

 “Durante el 2020, una importante cantidad de pequeños y medianos comercios implementaron el canal de venta online y ya en este año 2021 contaron con su sitio de ventas en línea, lo que posibilitó ampliar su zona de influencia para vender más productos”, expresó el informe.

Ver comentarios