Este miércoles, una triste noticia golpeó al mundo del fútbol. Alfredo "Chango" Moreno, el exfutbolista argentino, naturalizado mexicano, falleció a los 41 años luego de que le detectaran un tumor maligno para el cual iba a comenzar con sesiones de quimioterapia, pero que no le dio el tiempo suficiente para poder luchar.

Hace algunos días se había dado a conocer una intervención quirúrgica de urgencia a la que tuvo que ser sometido tras una obstrucción en se vesícula biliar, en donde detectaron su delicado estado de salud. Es que en esa operación descubrieron un tumor maligno que también estaba en parte del intestino.

Ya en el partido ante Newell´s los futbolistas de la azul y oro habían posado con una bandera en su honor pidiéndole "fuerza" y asegurándole que "el mundo Boca" estaba con él.

La tristeza de Boca por la muerte del "Chango" Moreno

Desde las redes sociales del equipo de la Ribera, despidieron al deportista nacido de su semillero. " Boca Juniors lamenta el fallecimiento de Alfredo Moreno, jugador surgido de la Inferiores y dos veces campeón con 18 goles en 38 partidos. Acompañamos a la familia en este triste momento y lo recordaremos por siempre con la alegría de sus festejos".

Entre los comentarios de los hinchas, señalaron una "¿casualidad?". Este miércoles Boca juega la final de la Copa Argentina contra Talleres de Córdoba, ni más ni menos que en Santiago del Estero, en la ciudad natal del "Chango".

Quién fue Alfredo "el Chango" Moreno

El "Changuito" surgió como delantero en las inferiores de Boca. Debutó en 1999 de la mano de Carlos Bianchi y tuvo dos etapas en el club en las que salió campeón de la Copa Libertadores en el 2000 y en el 2003. Tuvo un paso fugaz por Racing, luego conoció México de la mano del Necaxa y también el Shandong Luneng de China y en el 2003 regresó a su club de origen. Luego se trasladó permanentemente a México en donde jugó además para el San Luis, América, Atlas, Tijuana, Puebla, Veracruz, y finalmente en el Celaya en donde se despidió de la redonda.

Más allá de toda su carrera, los hinchas xeneizes y los amantes del fútbol en general, no pueden olvidar la piel de gallina que causó a miles de espectadores el día que se enfrentó al Blooming por la Copa Libertadores.

Fue el 22 de marzo del 2000 y los de "memoria de elefante" aseguran que estuvo imparable. Boca le ganó a los bolivianos por 6 a 1, de los cuales, cinco goles los anotó él.