El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires oficializó este lunes el aumento del 40% de la tarifa de subterráneos, que incrementará el valor del pasaje de $30 a $42 y que entrará en vigencia a fines de septiembre próximo.

La medida fue confirmada por Mauro Alabuenas, presidente de la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires, durante una audiencia pública convocada para debatir el nuevo cuadro tarifario que regirá desde el mes próximo.

"El sistema de transporte del AMBA debe ser tomado de manera integral y las tarifas de ese sistema deben estar en equilibrio", precisó Alabuenas.

Según explicó el funcionario porteño, la suba va en línea con los aumentos dispuestos por el Gobierno nacional sobre las tarifas de colectivos y trenes que circulan en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Alabuenas justificó el incremento por la suba del 159% de los costos de explotación del servicio desde la última actualización, en abril del 2021. Además, explicó que la pandemia del coronavirus provocó una caída de la cantidad de pasajeros transportados

"Todos esos aspectos hacen necesaria una actualización del 40% del boleto para garantizar el buen funcionamiento del servicio y orientarse a un sistema de transporte público sustentable", señaló.

Golpe al bolsillo

Referentes sindicales del gremio de trabajadores del subte y legisladores del Frente de Izquierda denunciaron un "tarifazo" que "golpea el bolsillo" de los usuarios de la red de transporte.

La suba, que se aplicará a fines del mes próximo, llevará el pasaje del subte de $30 a $42, mientras que el Premetro se irá de $10,70 a $15; en tanto que continuará vigente el descuento de la red SUBE y el beneficio para pasajeros frecuentes.

La legisladora porteña del Frente de Izquierda y de los Trabajadores Alejandrina Barry advirtió que "es la primera vez en 50 años que no hay una estación de subte en obra". Asimismo, responsabilizó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de "darle privilegios" a la firma Emova Movilidad, del consorcio Benito Roggio Transporte, a cargo del operación del servicio.

Claudio Dellecarbonara, de la Asociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro, calificó a la audiencia pública como "una pantomima" ya que "el Gobierno porteño tiene la decisión tomada de aumentar la tarifa"

"Una de las mayores falencias de esta audiencia es que no tiene en consideración a los que bancamos todos los días al subte: los trabajadores y las trabajadoras y los usuarios y las usuarias", agregó y reiteró la denuncia del gremio que integra respecto de la contaminación con asbesto de vagones de la línea B.

Por su parte, la legisladora porteña del FIT Amanda Martín rechazó "el tarifazo" de la gestión porteña al considerar que "llevar el pasaje a $42 es un golpe al bolsillo de las trabajadoras y los trabajadores", tras lo cual pidió por la estatización del servicio.

 

Ver comentarios