Quizás haya sido una pregunta que faltó en el último Censo: ¿cuántos argentinos tienen un perro en su casa? La cifra oficial es una incógnita, aunque una serie de encuestas privadas difundidas en los últimos meses señaló que uno de cada tres hogares posee este tipo de mascota. Incluso, se estima que hay 15 millones de perros en el país, según datos de la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal.

Este escenario se vio potenciado durante la pandemia de coronavirus. En aquellos días de aislamiento social y restricciones, las adopciones de perros crecieron 200% en la Argentina, de acuerdo con organizaciones proteccionistas y refugios. Ahora bien, ¿cuál es el costo de alimentar y cuidar un perro mediano?

Un relevamiento realizado por cronica.com.ar arrojó que una bolsa de alimento balanceado premium de 15 kilos -lo que consume en un mes- arranca en los 3.000 pesos y puede superar los $8.000. Además, las pipetas tienen un costo promedio de 600 pesos y los veterinarios recomiendan aplicar una cada cuatro semanas, mientras que los collares antipulgas y garrapatas van desde los $900 hasta los $5.000.

El efecto inflacionario sobre el bolsillo comenzó a sentirse también en la elección del alimento balanceado para perros. "Parte de los clientes que antes se inclinaba por una marca de primera calidad, hoy prefiere hacerlo por una segunda marca. No observamos una baja en las compras, pero sí notamos esta estrategia para gastar un poco menos", comentaron desde un local de la cadena Traverso.

Veterinario, vacunas y peluquería canina: cuánto puden costar

Por otro lado, la consulta al veterinario sale en promedio 1.500 pesos, sin tener en cuenta los medicamentos que pueden recetarle al perro o las posibles aplicaciones. Esa cifra se eleva en las visitas a domicilio. Allí, los preios parten desde los $3.000, sin incluir remedios o cualquier práctica médica que demande la mascota.

Dentro del calendario de vacunación de los perros adultos, la antirrábica es obligatoria. Su aplicación va desde los $1.600 hasta los $2.000 y evita un tipo de enfermedad infecciosa transmisible. Quienes también prefieran darle la séxtuple deberán pagar alrededor de $2.000.

Asimismo, tres salidas semanales de una hora, con un paseador, tienen un costo de más de 4.000 pesos al mes. "El paseo diario ayuda a que tengan una rutina, mejoren su comportamiento y desarrollen aún más su inteligencia", le explicaron a cronica.com.ar desde Paseaperros.com.ar

En tanto, el servicio de baño para el perro cuesta unos $1.200, mientras que el baño y el corte de pelo salen alrededor de $2.000. "La demanda se mantiene pese a la inflación. La gente se acostumbra a un lugar por el trato y puede estirarse un poco más en este gasto, porque es una cuestión de cuidado", aseguró Estefanía, de Limpitos y Sanos, en diálogo con este medio. Y resumió: "El perro comenzó a cumplir otro rol en la familia. Ahora forma parte de su dinámica".

Ver comentarios