Un trágico episodio tuvo lugar en la localidad mendocina de Godoy Cruz, donde un hombre de 58 años estaba pasando una velada familiar en la cual abundaba el vino y asado, pero que terminó de mala manera cuando el sujeto se ahogó con un pedazo de carne y pereció ahogado.

Fuentes policiales indicaron que la víctima fatal se llamaba Juan César Lucero, quien comía un asado con su familia en su domicilio, situado en un edificio de calle Gorriti.

Según los investigadores mendocinos, Lucero y su familia disfrutaba de un tranquilo domingo familiar y almorzaban un asado en uno de los departamentos ubicados en Gorriti al 3.170, al oeste de Godoy Cruz.

En un determinado momento, el hombre se ahogó con un trozo de carne que intentaba deglutir y, mientras su familia intentaba liberarlo de la situación por medio de distintas maniobras, dieron aviso al 911.

A las 14:35 del domingo pasado ingresó el llamado al CEO, mientras que minutos después llegó una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado. Cuando el médico a cargo del procedimiento revisó a Lucero, sólo pudo constatar el fallecimiento del hombre.

Tras el terrible episodio, intervino en el caso la comisaría 50 de Godoy Cruz. Por otra parte, uno de los médicos que estuvo al tanto de la situación, recomendó que "siempre hay que comer lento y trozos pequeños para evitar este tipo de desenlaces".