Una jubilada perdió parte de su vivienda como consecuencia del voraz incendio que tuvo lugar en el partido bonaerense de Ezeiza, en un depósito lindero a su domicilio. En ese contexto, Crónica HD dio a conocer el drama de la mujer, y gracias a la solidaridad de la gente, se logró juntar un monto de dinero que le permitirá a la mujer construir parte del inmueble que fue devorado por las llamas. 

El incendio tuvo lugar este martes por la madrugada en un local compra y venta de materiales de demolición, como rejas, puertas y ventanas, y fabricación de aberturas de madera. Para ser combatido fue necesaria la intervención de 13 dotaciones de bomberos. El fuego dejó pérdidas materiales totales.

Elsa, fue una de las principales damnificadas por el fuego. Joan, su nieto, se mostró emocionado por la suma de dinero recaudada y destacó la tarea solidaria que emprendió Crónica HD, que no fue indiferente a la difícil situación que le tocó afrontar a esta familia.

Hasta entonces, la mujer, cada vez que necesitaba bañarse caminaba una cuadra hasta la casa de su nieto, para hacerlo, ya que en su vivienda no tenía la instalación correspondiente. 

"Siempre el sueño de ella fue tener su casita prolija", contó Joan visiblemente conmocionado, al referirse al deseo de su abuela, que ahora podrá hacer realidad y tener un baño en su vivienda, gracias a la ayuda de la gente.


Incendio de un depósito en Ezeiza: cómo se originó el fuego

El fuego se desató aproximadamente a las 2 en el negocio ubicado en la ruta nacional 205 y Sargento Cabral por causas que eran investigadas.

Pasadas las 9 bomberos de Ezeiza, Esteban Echeverria y Lomas de Zamora seguían trabajando para extinguirlo definitivamente.

Por su parte, Sergio, el dueño del lugar, confirmó que al momento del comienzo del incendio no se encontraba nadie en el interior del comercio y que no se registraron víctimas. "No saben lo que pasó, ardió demasiado rápido", sostuvo.

No obstante, el hombre dijo a este medio que "se quemó todo, no quedó nada", y precisó que las llamas arrasaron tanto el sector de compra y venta de puertas, ventanas y hierros de demolición, como la carpintería donde fabrican aberturas de pinotea para la comercialización.

"Ahora tenemos que empezar todo de vuelta", lamentó el dueño, quien aclaró que hace 20 años está instalado en Ezeiza.

Ver comentarios