El incendio en un edificio de Recoleta terminó con una tragedia familiar por la muerte de cinco personas y varios heridos que fueron trasladados a distintos hospitales. Este viernes se difundió un nuevo parte sobre la condición de los afectados, entre ellos, el actual del dueño del piso donde se inició el fuego y familiar de las víctimas fatales.

Precisamente, Isaac Jabbaz, de 55 años, había sido trasladado desde el Hospital Rivadavia al Sanatorio Anchorena, de la localidad de San Martín, con quemaduras de rostro. En tanto, las autoridades médicas detallaron que permanece intubado en terapia intensiva, con respiración mecánica.

 

Cabe recordar que Isaac es el padre de la familia ortodoxa judía que perdió cinco miembros por el feroz incendio de su departamento, en el barrio porteño de Recoleta. Los fallecidos, mientras tanto, fueron despedidos este sábado con una ceremonia religiosa en el templo y la escuela de estudios religiosos Jafetz Jaim. Fueron inhumados en un cementerio de Lomas de Zamora.

El estado de salud del resto de los heridos

Además de Isaac, otros siete heridos permanecían internados a causa del incendio que conmocionó a la Ciudad. Por otra parte, otras 18 personas que estaban en el edificio y sufrieron heridas y lesiones fueron dados de alta, según informó el Ministerio de Salud porteño.

En este sentido, el detalle oficial apunta que las siete personas que habían sido asistidas por el servicio público de salud de la Ciudad de Buenos Aires fueron derivadas a sus prepagas u obras sociales y solo una sola continuaba alojada en el Hospital Fernández.

De este grupo de personas que fueron derivadas al Hospital Fernández, hasta el momento solamente quedaba internada una mujer de 24 años, quien “permanece estable

En tanto, una mujer embarazada, de 37 años, que había sido asistida en ese centro de salud, fue derivada al sistema privado y también continúa “en condiciones estables. Y otras seis personas ya recibieron el alta luego de ingresar por intoxicación de monóxido de carbono.

 

 

Luego, en los hospitales Gutiérrez, Elizalde, Durand, Ramos Mejía y Rivadavia “ya no quedan internados” como consecuencia del incendio, según informaron oficialmente. 

Puntualmente, en el Hospital Gutierrez fueron dados de alta cuatro pacientes, que habían llegado con un diagnóstico de intoxicación con monóxido de carbono, entre ellos, dos niños de 13 y 14 años, una niña de 14 años y un joven de 22 años. 

Y en el Hospital Elizalde, un adulto de 35 años, y un niño de 7 años, con tratamiento de oxigenoterapia por intoxicación de monóxido de carbono, fueron derivados al sistema privado de salud.

Finalmente, de las personas trasladadas al Hospital Durand, un hombre con un cuadro de intoxicación por monóxido de carbono fue derivado “estable” al sistema privado de salud, y una mujer de 73 años que ingresó por inhalación de humo recibió el alta.

En el Hospital Ramos Mejía, seis pacientes ya recibieron el alta, mientras que otros dos fueron derivados, “en buen estado general, al sistema privado de salud.

 

 

Ver comentarios