Un voraz incendio que tuvo lugar en un depósito situado en el barrio porteño de Barracas por el que tuvieron que evacuar un geriátrico lindante, logró ser controlado por Bomberos. Algunos ancianos resultaron afectados por la inhalación de monóxido de carbono.

El fuego se desató alrededor de las 10.30 en un depósito ubicado en la calle Santa María del Buen Aire al 540, donde se encuentra un taller de mantenimiento de camiones blindados de la empresa de seguridad privada y transporte de caudales Prosegur.

En el lugar participaron ocho dotaciones de bomberos del cuartel de Barracas, Bomberos Voluntarios de Vuelta de Rocha y de Puerto Madero.

Según indicaron los Bomberos el fuego se habría originado en uno de los camiones que estaban arreglando en la planta baja y pronto se propagó al 1er piso del edificio, un entrepiso de metal con piso de madera.

 

 

Un geriátrico tuvo que ser evacuado

Por el fuego evacuaron a 21 ancianos del hogar lindante. Muchos salieron del geriátrico en silla de ruedas y con dificultades para respirar por el humo. La escena era dramática. 

El titular del SAME, Alberto Crescenti, informó que por el momento "no hay heridos", pero que se enviaron al menos nueve ambulancias al lugar. 

No obstante, "dos adultos mayores fueron trasladados al hospital Argerich por inhalación de monóxido, y el resto son atendidos en el lugar", explicó Crescenti.

El fuego provocó una fuerte conmoción en el barrio, ya que se podía ver a los vecinos salir con sus mascotas para ponerlas a resguardo del humo.

“Ya no hay ningún riesgo para los vecinos. El proceso está prácticamente extinguido”, afirmaron los Bomberos que trabajaron incansablemente una vez que lograron controlar las llamas.  

 

Ver comentarios