Tras el vandalismo sufrido por los pañuelos de Madres de Plaza de Mayo en frente de la catedral de Mar del Plata, organismos de derechos humanos removieron la pintura y reforzaron su mensaje con un: “la única lucha que se pierde es la que se abandona”.

Vale la pena recordar que estos símbolos fueron grafiteados con un signo “$” azul, lo que despertó la indignación de propios y extraños. Por ejemplo, Horacio PietragallaCorti secretario de Derechos Humanos de la Nación, quien también es nieto de desaparecidos, comentó el hecho en su cuenta de Twitter. “Nuestro repudio a la vandalización que sufrieron los pañuelos de nuestras queridas Madres y Abuelas de Plaza de Mayo en la ciudad de Mar del Plata. Los odiadores atacan los símbolos de la lucha, el amor y la resistencia porque saben que esa es nuestra fortaleza”, redactó el funcionario.

Por su parte, un comunicado de varios organismos de derechos humanos de Mar del Plata y Batán, esbozó que “es menester recordar que fue en esos lugares donde, hace más de 40 años las madres marplatenses, frente al secuestro y desaparición de sus hijas e hijos, comenzaron las rondas, las marchas y el pedido desesperado de respuestas y ayuda".

"Hoy observamos y escuchamos algunos sectores de extrema derecha, autodenominados 'libertarios' que aliados a sectores reaccionarios violentos y amparados por estructuras políticas que creen que poder contar con cierto manejo sobre estos grupos cuasi fascistas, minan con su odio, el mismo que facilitó el genocidio, a las y los argentinos descontentos y cansados por la situación pandémica mundial y sus devastadoras consecuencias", añadió la misiva.

Habían dibujado un signo "$" sobre los pañuelos.

Las tareas de restauración incluyeron volver a pintar los pañuelos sobre la vereda y firmarlo con el mensaje ya detallado. Esto se llevó a cabo con la presencia de Irene Molinari de Chueque, referente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, quien afirmó que “vandalizaron los pañuelos, sin embargo no van a poder borrar la historia de nuestros hijos, la lucha, sus sueños, sus ideales, y la lucha de las madres”.

“Aunque los borren, aunque los tachen, nuestros hijos siempre estarán con nosotros, marcharemos siempre, no nos rendiremos“, sumó.

Para el primer comunicado, esto fue obra de sectores de “extrema derecha” y “libertarios”, a los  que también les dedicaron unas palabras. "Para esta gente extremista, los pañuelos son el enemigo. Significan a las mujeres en lucha y a un pueblo movilizado", expresaron y puntualizaron que se trata de el recordatorio a los sectores minoritarios, reaccionarios y violentos, que la inmensa mayoría sigue atentamente la aparición de este fenómeno”.  Finalizaron escribiendo que “el único camino del pueblo es la paz, con más derechos y con inclusión".