Las anécdotas graciosas y videos de perritos son la sangre de las redes sociales, pero estos espacios también son lugar para la indignación. En este caso, se volvió viral en Twitter la denuncia de una usuaria argentina que intentó salir a comprar ropa, solo para recibir un comentario que generó repudio en la red social.

"Fui a una tienda y me dijeron 'justo ese pantalón no lo tengo en talle GENEROSO'", escribió la indignada usuaria de Twitter Debby Ledesma desde su cuenta personal (@debbiledesma). "Generosa va a ser la cantidad de nafta que voy a usar para prenderte fuego el local", agregó, enfurecida.

 

El tweet viral.

 

 

La publicación sobre el desafortunado comentario de la encargada del local de ropa no tardó en llamar la atención de los demás internautas: en pocas horas, el tuit reunió más de 70 mil 'me gusta's, casi 3 mil retuits y cientos de comentarios acompañando a la usuaria en su indignación y pidiendo el nombre del local para colocar una queja oficial.

Además de las reacciones a la historia de Ledesma, otras mujeres salieron adelante y aprovecharon el tuit viral para compartir sus propias malas experiencias a la hora de conseguir ropa: "Yo una vez fui a comprar una remerita y me dijeron 'no nos queda en talla amor propio' jajajajaja talla amor propio: talla 2", comentó una.

 

 

 

"Yo una vez en un vestier, bien feliz en medio de mí 'intimidad' midiéndome un pantalón, cuando pasa una de las vendedoras y suelta: 'ese no te queda...' Lo terminé comprando 50% por orgullo y 50% porque me quedaba bien divis", acotó otra. "Bueno, yo el otro día fui a comprar un pantalón y supuestamente me dieron talle 3 y me súper apretaba, fui a otro y me dieron un talle 2 y me iba perfecto, casi lloro en el otro local", confesó una tercera.

La discriminación contra las personas gordas en la industria de la indumentaria argentina no es un tema nuevo, y tomó protagonismo en la agenda popular con la institución de la Ley de Talles, que promete por primera vez ofrecer a los argentinos una tabla de talles que nos represente y nos muestre tal cual somos, en nuestra diversidad.

 

La ley de talles entró en efecto en 2019, pero aún no se aplica en la mayoría de las tiendas argentinas.

 

La existencia efectiva de ropa para todos los cuerpos es una demanda de grupos y activistas desde hace años, en un país donde más del 70% de las personas tiene dificultad para encontrar talles en indumentaria y calzado. Son datos de un estudio del Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos de UNESCO realizado en marzo de 2022, que también refleja que el 65,6% siente "tristeza" y cuestiona su cuerpo.

Para ese fin, el Estudio Antropométrico Argentino del INTI está recorriendo el país desde 2019, midiendo los cuerpos argentinos para representarlos con fidelidad en el nuevo Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria (SUNITI). Los resultados del estudio se darán a conocer en pocos días, un escalón más hacia la inclusión en indumentaria.

Ver comentarios