2021 fue un año monumental para Elián Ángel Valenzuela. El rapero mejor conocido como L-Gante saltó a la fama cuando el mundo salía del confinamiento, y su foto en la tapa de la revista Gente como la personalidad más destacada del año lo prueba. En su entrevista con el medio argentino, el cantante reveló impactante información sobre una figura que, hasta ahora, se mantuvo ausente del lado del cantante: su padre.

Quienes conocen la historia de L-Gante saben que fue su madre, Claudia Valenzuela, quien se encargó de su crianza. Cabeza de su humilde vivienda en la localidad de General Rodríguez, la mujer tuvo un rol esencial en el viaje a la cima de su hijo, quien le agradeció su sacrificio en múltiples ocasiones. El padre de L-Gante, sin embargo, abandonó la familia cuando Elián todavía era joven.

 

 

 

En el diálogo con Gente, el famoso reveló que volvió a escuchar de su padre luego de años de separación, y que sospecha que el hombre apunta a un reencuentro ahora que su hijo recorre el mundo tocando los temas que reinaron en las listas de 2021. "Apareció mandándole mensajes a mis hermanas más grandes, María y Natalie, que son hermanas de parte de él, porque yo empecé a juntarme con ellas", informó en su entrevista durante la breve y cortante mención que le dedicó al drama con su progenitor.

Lejos de estar dispuesto a hacer un borrón y cuenta nueva, el creador de la "cumbia 420" desestimó el intento de reconciliación de su padre, dejando en claro que no tiene intenciones de reconstruir su relación: "Tengo otras complicaciones para dar mi tiempo libre", señaló el cantante, que se mantiene ocupado con su recién nacida, nueva casa y exitosa carrera.

L-Gante, la personalidad de 2021

El rapero fue nombrado como la "personalidad más importante del año" por la revista GENTE.

Aún con el cierre del año a pocos días, L-Gante continúa cosechando éxitos. El rapero de General Rodriguez tuvo un año bisagra en 2021, con el mundo descubriendo su música a una escala masiva que lo propulsó a la cima de la industria. Según destacó varias veces a lo largo del año, a sus ojos fue gracias a su incursión en el mundo de la música que pudo tachar de su lista algunos de sus objetivos personales más grandes.

En medio de las giras que lo subieron por primera vez a un avión y lo llevaron a conocer otros países, incursiones en la publicidad donde se codeó con celebridades como Lali Espósito y Bizarrap, y un movimiento social de tal magnitud que le ganó un encuentro con el presidente de la Nación, Alberto Fernández, L-Gante también creció en su vida familiar.

Uno de los momentos más emocionantes de su año fue el nacimiento de Jamaica, su primera hija y fruto de la relación con su novia, Tamara Báez. La pequeña gran familia también logró encaminar la construcción de su nuevo hogar, una casa de tres pisos en General Rodríguez, el barrio que lo vio nacer.

Ver comentarios