Elían Ángel Valenzuela, más conocido como L-Gante, es uno de los artistas del momento. Pero su éxito arrollador se vio opacado en los últimos días por la denuncia de algunos vecinos que sostienen que fueron amenazados por el cantante con armas de fuego.

El hecho ocurrió en el Barrio Bicentenario, en General Rodríguez, de donde es oriundo el artista, e incluso apareció un video de la pelea, que muestra cómo un grupo numeroso de jóvenes comienzan una acalorada discusión y L-Gante se mete en el tumulto de chicos, aunque no se llega a ver la supuesta arma de la que se habla.

Tras el incidente circularon rumores de una detención, algo que fue desmentido por el músico a través de las redes sociales. De todos modos el episodio despertó preocupación en el entorno de Valenzuela.

Tengo miedo. Siempre tenés ese temor y ese miedo cuando una carrera va tan rápido y es tan fugaz”, dijo su mamá, Claudia, durante su visita al programa Nosotros a la mañana.

Esta no es la primera denuncia que recibe L-Gante, pues hace algunas semanas el ex manager de Yao CabreraCristian Manzanelli, también inició un proceso judicial contra el creador de la cumbia 420.

La palabra de L-Gante

Tras la escalada del caso, el pasado martes músico decidió improvisar una conferencia de prensa en la puerta de su hogar para dar su versión de los hechos.

"Es una locura, mal. Si estuviéramos en un mundo en el que nos dejaríamos llevar (por los medios), el L-Gante esta semana fue un secuestrador, un loco, de todo un poco. Pero estamos tranquilos acá. A la gilada ni cabida”, remarcó.

Yo estaba viniendo para el barrio y hubo una secuencia en la que había un ‘gato’ andando por los techos”, explicó el cantante, en referencia a una persona que habría ingresado a la casa de su madre a robar. “Yo soy consciente de lo expuesto que estoy hoy en día”, agregó.

“Estuvo caminando no solo por el techo de mi casa sino por otras y como su pensamiento fue erróneo, porque habrá creído que no había gente y sí había. Yo no estaba en ese momento”, afirmó L-Gante y negó que haya ido a buscar al joven, llamado Brian, armado.

"Ustedes no tienen que ser como los periodistas bolu... que vienen a creer todas las giladas que les dicen. Me la tiran a mí porque piensan que pueden hacerme un daño a la imagen. Los ratones hacen fiesta cuando el gato no está en la casa”, aseveró.

Además, el músico explicó por qué se mudó a un country con su pareja y Jamaica, la hija de ambos. “Yo adquirí un lugar para que mi hija esté con más seguridad. Robos y gente atrevida hay en todos lados, y yo no soy gil. Intenten y digan lo que quieran”, agregó.

"Yo soy un muchacho que está lidiando seriamente con todo: tengo mi familia, tengo mi trabajo y tengo que mantenerme. Un poquito de atención le doy a esto porque yo sí soy un artista que está en el barrio, que pasa caminando sin caretear", indicó.

¿Qué le pasó a L-Gante en el brazo?

El cantante también explicó por qué se lo vio en la nota con un yeso en el brazo derecho, justo después de un ataque que recibió y que terminó con su pareja, Tamara Báez, herida.

 “Yo me imaginaba que me iban a preguntar por esto. Yo subí apurado por esa escalera que está allá, a decirle algo a mi amigo y me caí arriba del brazo y me fracturé dos dedos”, aclaró.

Ver comentarios