En pleno éxito de su carrera con viajes, presentaciones y visitas a la televisión, el cantante de trap, L-Gante, vivió un momento de zozobra mientras lleva adelante su gira por el interior y diversos países de Latinoamérica.

Es que el martes en la madrugada en uno de esos viajes, que emprendió con sus músicos, se llevó un gran susto: el avión privado que lo trasladaba sufrió un desperfecto técnico y tuvo que aterrizar de emergencia.

“Alguien que me ayude a empujar que nos quedamos...”, se lo escucha decir en un video que publicó en su cuenta de Instagram, donde se muestra en la pista de aterrizaje junto a su equipo de trabajo mientras toman un poco de agua.

Luego, en otra Instagram story se lo ve ya nuevamente arriba del aeroplano: “Dale que arrancamos otra vez”, dice mientras comparte imágenes de su vista desde la ventanilla. Y acto seguido, agrega: “¿Llegamos o no llegamos, perro?”. Afortunadamente, en la siguiente historia se lo ve ya en el destino. “Ahora sí”, ceró el cantante de cumbia 420.

L-Gante: otro susto en Bolivia

Pero este no fue el único percance que tuvo el músico en los últimos días ya que el viernes pasado, minutos después de haber llegado a Bolivia, la altura le jugó una mala pasada y tras su arribo al aeropuerto de Oruro se descompensó y tuvo que ser asistido. “Oxígeno 420 pa’ los negros”, escribió en sus redes sociales.

Luego de recibir oxígeno, Elian se recuperó y pudo continuar con el cronograma de shows que tenía establecido para esos días en el vecino país.

“Sos bueno, estás enfocado, todos los días proyectas algo nuevo , tenés una agenda/calendario completa de ocupaciones, trabajas mucho, pensás en tu futuro y estás acomodando tu vida y familia. Tan solo con 21. Con eso tenés que estar feliz, tu parte ya está. Tenes la motivación de tu gente y el aguante tuyo de un buen turro de abajo. Que la cuenten como quieran”, escribió en sus redes luego de su paso por Bolivia.

Cabe destacar, que en los últimos días Enrique Pinti fue duro al referirse a él y asegurar que “no tiene talento”. “Siempre hubo estrellas repentinas, antes de la bailanta. Había artistas que se hacían famosos por la radio. Cuando yo era chico, había un cantante folklórico que se llamaba Antonio Tormo, que toda la gente que sabía de música lo tildaba de grasa, o a Alberto Castillo. Pero tenían un éxito bárbaro y era lo que hoy en día podría ser L-Gante”, comenzó diciendo el actor en diálogo con Juan Etchegoyen para Mitre Live. Sin embargo, disparó: “Yo no le veo mucho talento”.

Ante esas declaraciones, el cantante no se quedó callado. “Me levanté decidido y creo que me voy a retirar porque acabo de ver una noticia, que un señor Enrique Pinti dijo que yo no tengo talento y soy grasa”, sostuvo y luego, el ícono de la cumbia 420 agregó: “Para el siguiente programa traigamos a un dinosaurio y lo ponemos a hablar de L-Gante así subimos el rating”.

En el plano musical, el artista está próximo a lanzar una colaboración nada más ni nada menos que con Tini Stoessel. A través de sus redes, los dos publicaron un adelanto de Bar, el sencillo que los va a cruzar y que va a estrenarse este jueves 11 de noviembre. Ambos están atravesando un gran momento en sus carreras, así que se puede esperar que el track rompa todo cuando se presente.