Las empanadas salteñas son uno de los manjares más representativos de la cultura gastronómica del Noroeste argentino y hasta posee su propia fecha de celebración en el calendario de la provincia de Salta debido a su relevancia en toda la región.

Sus ingredientes clásicos son la carne cortada a cuchillo y la papa, aunque algunos cocineros defienden todavía la teoría de que la pasa de uva forma parte del recetario original. Así todo, sin duda, quien haya probado alguna vez una de ellas y antes la hubiese zambullido en una deliciosa salsa de locoto, sabe que no hay comparación en cuanto a sabor.

Empanadas salteñas con salsa locoto o tomate picante.

Debido a la trascendencia de este clásico, el gobierno de Salta organiza desde hace años diferentes concursos para que sus provincianos demuestren todo su talento y vocación para llevar exquisiteces de la olla a la mesa, y aunque son muchas las manos cualificadas que dieron lo mejor para sobresalir en cada ocasión, una mujer logró conquistar los paladares más exigentes en dos oportunidades y llevarse los laureles.

Norma Alicia Ruíz, salteña de 63 años, madre de 5 hijas mujeres y abuela de 3 nietos, es una excelente cocinera que entre el 2017 y el 2019 se llevó el primer puesto en dos concursos distintos por su receta invaluable de empanadas salteñas. Desde entonces, con el incentivo y el apoyo de su familia, abrió un negocio de empanadas en su propia casa, “Empanadas Ali”.

 

La ganadora del primer puesto del certamen de las mejores empanadas salteñas.

“En 2017 mi hija me anotó en un concurso de empanadas. 147 participantes. Nosotras fuimos solas, con un gazebo, una mesa y dos docenas”, recordó con orgullo a TN. Y agregó: “Fue en el Centro Vecinal Villa Mónica. El resto de los concursantes tenía unos puestos hermosos, nunca pensé que podía ganar pero lo logré. Y ahí mi vida cambió por completo, reconoció Ruíz.

Luego, en el 2019, el destino volvió a sonreírle con su segundo gran reconocimiento en un concurso especial organizado por la Secretaría de Turismo de la Ciudad de Salta, al que también la anotaron sus hijas. Era un requisito excluyente para inscribirse en el certamen haber ganado algún concurso de empanadas, y como Norma ya contaba con un premio que además le otorgaba confianza y prestigio, aceptó el desafío de competir contra otras 23 concursantes campeonas.

“Se llamó ‘Campeona de Campeonas de las Empanadas’. Fue el último torneo que se realizó entre campeonas. Y lo gané. Salí campeona de campeonas”, expresó la cocinera llena de emoción.

Norma Ruiz frente a su local de empanadas con sus hijas. (Foto: TN)

La campeona había utilizado la receta de empanadas que le enseñó su padre cuando ella tenía 9 años y que luego apropió al estilo y tiempo de sus manos. Antes, había trabajado como cajera de supermercado y cocinera en un restaurante, pero ahora, a sus sesenta, es felizmente dueña de un emprendimiento de empanadas que abre solo los fines de semana y vende exclusivamente por encargo y por docena. Los sabores pueden ser tres: queso y cebolla, pollo, o carne cortada a cuchillo–siendo esta última su especialidad-.

“Sábado y domingo elaboro. Hago unos 15 kilos de carne. No cuento la cantidad de empanadas que realizo, pero son muchas lógicamente. Se comunican al celular de Nadia (una de sus hijas) y los clientes me encargan las docenas. Ella toma los pedidos”, explicó.

Los consejos y secretos para cocinar las empanadas salteñas perfectas

La cocinera explicó que elabora el relleno los viernes, espera a que se afiancen los sabores, y termina de cocinar las empanadas los sábados y domingos.

La campeona salteña es solidaria y no teme perder clientes por compartir algunos trucos y consejos sobre cómo hay que hacer para elaborar las mejores empanadas. Según explicó Norma al medio informativo, hay que seguir una serie de pasos e ingredientes fundamentales para que el resultado de la receta sea el buscado.

“Acá se acostumbra a hacer con mucha papa, yo no. Apenitas le pongo”, reveló. Y siguió: “Las empanadas son con ají picante, cebolla de verdeo, huevito duro, la carne cortada a cuchillo. Y bien jugosa”, apuntó la consagrada.

Asimismo, reiteró su visión de la papa y añadió que utiliza los condimentos “justos”"Comino, ají y pimentón. La carne en daditos muy chiquitos, lo mismo la papa, no se tiene que ver”.

 

Ruíz indicó que primero se debe poner “la grasa”, luego “rehogar las cebollas, blanquearlas e incorporarle los condimentos y la carne picadita”, y posteriormente, cuando quede “bien” cocinado, “agregar las papitas previamente hervidas, el huevo y la cebolla de verdeo”.

“Tiene que ser todo de primera calidad para que salga bien. Si compro carne de segunda mano no obtengo el resultado que yo quiero”. Y remarcó: El horno tiene que estar bien caliente. Si no está bien caliente se secan las empanadas. Son cinco minutos para que salgan bien jugosas”.

Y continuó: “El relleno lo hago sola, nadie entra a la cocina. Cuando esté segura la voy a dar (la receta). Sé que esto es familiar y si la voy a dejar será para mis hijas”, indicó. 

Sin embargo, el consejo más importante fue el último en su lista: "Lo primordial es hacer las cosas con amor. No necesitás tantos ingredientes para la cocina: hacé con amor y sale todo bien", cerró.

Ver comentarios