Luego de hacer estragos en Buenos Aires, el caso de la cocaína adulterada podría haber llegado a la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe, según especulaciones de los medios locales. ¿Cómo llegaron a esa conjetura? Porque cuatro jóvenes fueron internados en las últimas horas por consumir una droga que los dejó internados con síntomas similares.

Las víctimas son tres varones y una mujer. Dos de ellos se encuentran estables y los restantes, en una situación más delicada. Estos últimos damnificados, de 22 y de 41 años, son quienes presentaron su salud más deteriorada ante los profesionales de la salud, con depresión respiratoria.

Rosario Cocaína Drogas
Los más complicados tienen 22 y 41 años.

Por este motivo, les realizaron maniobras de reanimación y se necesitó asistencia respiratoria mecánica. Uno se encuentra en el Hospital de Emergencias (Heca) y otro en el sanatorio Los Andes. En cuanto a los otros dos, una mujer de 22 años y un muchacho de 31, presentaron síntomas más leves y se encuentran en observación en el hospital Roque Sáenz Peña.

¿Cómo se llegó a sospechar de la cocaína?

Fueron los propios médicos de la ciudad santafesina los que hablaron con pacientes y estos les revelaron un dato más que interesante: todos ellos habían consumido esta droga. Así lo confirmó posteriormente la Secretaría de Salud Pública.

“De la consulta surgió el antecedente de consumo de sustancias por lo que se dieron las actuaciones necesarias a diferentes áreas, al centro de toxicología y al Ministerio de Seguridad de la Provincia quien ya está coordinando las tareas de investigación”, redactaron en su cuenta de Twitter.

Es por esto que ya se desplegaron las tareas de investigación correspondientes, para dilucidar si efectivamente la cocaína estaba adulterada. Además, Andrés Rolandelli, subsecretario de Investigación Criminal del Ministerio de Seguridad de la provincia, se presentó para conocer más de cerca la situación.

 

Por si fuera poco, el hermano de unos de los intoxicados llegó posteriormente a uno de estos centros de salud para facilitarle a los profesionales una bolsa de nylon, cuyo contenido eran tres envoltorios, que aparentemente habrían sido los recipientes de los que consumieron.

En cuanto a la investigación, intervienen en ella Adriana Saccone, fiscal federal de Rosario, y Carlos Verra Barros. A ellos hay que sumarles al personal del Ministerio de Seguridad de la provincia, agentes de la Agencia de Investigación Criminal y efectivos de Gendarmería se encuentran abocados a intentar determinar dónde fue que las personas intoxicadas adquirieron la droga.

Ver comentarios