Mauro Icardi no deja de meter la pata en medio del escándalo con su esposa, Wanda Nara, por el romance secreto que mantuvo con la actriz María Eugenia “China” Suárez. Y es que el futbolista, que en un principio justificó que el coqueteo solo había sido por conversaciones virtuales, habló de más en uno de sus entrenamientos con el plantel del Paris Saint-Germain y los detalles íntimos de su relato se filtraron.

De acuerdo con lo que reveló este lunes en Los Ángeles de la Mañana (El trece) la panelista Yanina Latorre, el propio jugador rosarino le habría confirmado a sus compañeros del equipo francés que el encuentro con la ex Casi Ángeles en un hotel parisino fue cierto. Pero no solo eso: además, confesó qué fue lo que hicieron con la artista en el fastuoso cuarto mientras su mujer se encontraba fuera de la ciudad junto a su hermana Zaira Nara.

“La semana pasada, o sea la anterior cuando empezó el Wanda Gate, llegó al entrenamiento haciéndose el canchero, y diciendo ‘tanto lío y fue solo un chat’. Juró que no se habían visto, remarcó la ‘angelita’, y luego añadió: “Y hoy, en el entrenamiento - quiso decir el del viernes pasado-, lo bombardearon a preguntas después de que se contó en este programa del hotel Royal Monceau, hasta que confesó que estuvo con ella, explicó, en referencia al caro establecimiento en el que la “China” se alojó para esperar el encuentro cara a cara con Icardi.

 

Entonces, la esposa de Diego Latorre indicó -sin revelar las fuentes que le pasaron esa información- que el deportista le habría dado no solo una insólita respuesta a los otros jugadores, sino también a la propia Wanda Nara: Dijo que solo se besaron porque tenía fiebre. Volaba de fiebre y no podía ir”.

Solo se besaron porque él tenía fiebre. Como la “China” fue igual al hotel, la vio y no pasó nada más.

Por último, la panelista remarcó que pese a su presunto malestar físico, Icardi no quería dejar “plantada” a la actriz, que estaba en París momentáneamente por motivos de un rodaje. Por este motivo, se rumorea que su cuñado, Jakob Von Pessen, habría jugado un rol importante en este affaire como el “cómplice” del futbolista.

 

De acuerdo con algunas versiones, el marido de Zaira Nara fue quien lo condujo en un auto desde el entrenamiento del PSG hacia el hotel donde esperaba la también modelo para evitar sospechas, y además lo habría esperado en las inmediaciones de la posada mientras la pareja de celebrities mantenían su primer encuentro.

Ver comentarios