Una mujer que se encontraba secuestrada en un departamento en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, logró enviar un mensaje de auxilio a través de una aplicación de delivery de comida, el restaurante dio aviso a las autoridades y la Policía logró rescatarla.

Los trabajadores del Chipper Truck Café, ubicado en el barrio de El Bronx, recibieron durante la madrugada del domingo último un pedido a través de la app GrubHub. La orden era para un desayuno tradicional, pero al leer las instrucciones adicionales encontraron una frase que los alertó.

¡Por favor, llamen a la Policía!”, y “¡por favor, no sean obvios!”, escribió la mujer desesperada. Los empleados del café contactaron al 911 y efectivos acudieron al departamento ubicado en la sección de Eastchester, donde hallaron a la víctima y a su secuestrador.

 

Según informó la Policía, la mujer de 24 años relató que había conocido a su captor a través de las redes sociales. Él la convenció para tener una cita, pero al encontrarse, el hombre la atacó sexualmente y la mantuvo en ese domicilio contra su voluntad durante horas.

El hombre, identificado como Kemoy Royal, retuvo su celular pero la joven le insistió para que se lo dejara usar para pedir comida a domicilio. El secuestrador accedió a dárselo y en esos instantes pudo solicitar ayuda al comercio gastronómico.

Preocupados de que alguien estuviera en problemas, los trabajadores del café llamaron al dueño y le preguntaron qué debían hacer, según relató Alicia Bermejo, de 20 años, hija del comerciante. “Más vale prevenir que lamentar”, respondió su padre.

Los trabajadores de la cafetería encontraron el mensaje en las instrucciones adicionales del pedido.

En su página de Facebook dieron detalles de lo que pasó el 19 de junio cuando recibieron la orden. "Esta mañana alrededor de las 5 am una chica se salvó de una situación de rehenes de 5 horas. Ella pidió una entrega a través de Grubhub a nuestro restaurante y añadió esta nota. Nuestro personal respondió inmediatamente y llamó a la policía y ella se salvó. He oído hablar a menudo de esto, pero nunca pensé que nos pasaría a nosotros. Afortunadamente, estábamos abiertos y pudimos ayudarla. Muchas gracias a la policía por su rápida respuesta".

Por su accionar, la aplicación de comida rápida decidió recompensar al restaurante entregándole una suma de u$s 5000.

Royal también fue señalado por las autoridades como sospechoso de cometer un ataque sexual contra una mujer de 26 años ocurrido el 15 de junio. Tras ser detenido fue acusado de una serie de cargos que incluyen secuestro, estrangulamiento, acto sexual criminal y abuso sexual, entre otros.

 

 

 

Ver comentarios