El conductor de televisión y radio, productor y cantante Daniel “Tota” Santillán pasó por el programa Seres Libres, el cual se transmite por Crónica HD. En una entrevista exclusiva, el reconocido conductor contó su adicción al trabajo y las consecuencias que le trajo esto a lo largo de su vida.

La “Tota” contó que el trabajo lo manejó mucho, “el ser ansioso, el miedo de quedarme sin trabajo. La adicción al trabajo me ha superado”, reveló él. También, llegó un momento en el que perdió a su familia y vínculos. Por eso, Santillán cree que muchas veces ha ganado, pero que otras tantas ha perdido.

La 'Tota' pasó por Seres Libres y habló sobre sus adicciones.
La "Tota" pasó por Seres Libres y habló sobre sus adicciones.

Cuando uno viene de allá abajo, te pones a pensar que te vas a quedar sin trabajo. Mañana no sabes si te van a volver a llamar, entonces tenés ese miedo que no te vuelvan a llamar”. Esto relacionado al vínculo con sus seres queridos, ya que “si querés estar con tu familia, decís ‘no esperen, primero está el trabajo’”. Después de un tiempo, el conductor se dio cuenta de que “es un error” porque “primero está la familia”. 

Durante 15 años trabajó en las temporadas teatrales de verano en Mar del Plata, y después de mucho tiempo se dio cuenta que cedió en muchas circunstancias que quizás no fueron las mejores. 

El productor contó que algunas veces tuvo que decirle a su familia que no iban a poder ir a La Feliz por su trabajo, ya que él tenía que compartir el departamento con sus compañeros.

Santillán apareció en los medios en 1990 como conductor de televisión.
Santillán apareció en los medios en 1990 como conductor de televisión.

Según las palabras del conductor, la razón por la que hizo a un lado a sus seres queridos es porque en el ámbito laboral que el está, uno siempre “quiere dejar de ser un desconocido para que la imagen perdure en el tiempo y ser conocido por la gente”.

Por otro lado, al ser consultado sobre si consumió drogas, la Tota contestó que se dio cuenta que eso “no era para el”. Le resultó más fácil decir que no a ese tipo de consumo que a la adicción por la comida. 

Después de la muerte de su madre, este hombre del espectáculo comenzó a tener una adicción a la gordura, subía de peso constantemente. “Llegué a pesar 220 kilos que tenía que ver solamente con comer, no parar y no darme cuenta”, dijo el animador de la movida tropical.

Incluso, contó que llegó a comer 10 milanesas seguidas.  “En ese momento no lo veía, como no veía tomarme cuatro botellas de champagne o las botellas de vino. No lo veía. Son adicciones”.

Actualmente pesa 138 kilos, es decir, logró bajar 80 kilos desde ese entonces. “Bajé 80 kilos operándome y calmándome, comiendo menos”. Además, aseguró que se dio cuenta que se estaba “autodestruyendo”.

Por último, Santillán expresó que en el momento que consumía alimentos o bebidas sin tomar dimensión de las cantidades, llegó a perder muchas cosas. “Perdés familia, pierdes amigos. Después te pones a preguntar ‘che, ¿los amigos se borraron o se alejaron? Y decís no, se alejaron porque no te dejas ayudar. Si vos te dejaras ayudar, estarían los amigos”.