Un millón de monotributistas bonaerenses se verán beneficiados con el anuncio que dio este jueves la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires ( ARBA), que excluyó a estos contribuyentes de los regímenes de retenciones y percepciones, por lo que dejarán de pagar adelantos vinculados al Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

Esta medida, que elimina retenciones y percepciones, incluye dentro de esta población de un millón de monotributistas a autónomos, cuentapropistas, comercios, microempresas, pymes, entre otros.

De este modo, ya no se les aplicarán retenciones sobre movimientos en cuentas bancarias u operaciones con tarjetas de crédito, así como tampoco percepciones cuando realicen una compra a sus proveedores.

Esas retenciones y percepciones operan como un pago a cuenta de lo que se debe tributar por Ingresos Brutos, de manera que ARBA señaló que el beneficio consiste en eliminar directamente los anticipos del impuesto, evitando también la acumulación de saldos a favor con el fisco.

Al respecto, el director de ARBA, Cristian Girard, apuntó que este beneficio "se suma al conjunto de medidas extraordinarias que dispuso el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, para acompañar a las y los contribuyentes desde el inicio de la pandemia y favorecer la recuperación productiva".

"En la Provincia estamos comprometidos con la reactivación económica, que ya está en marcha gracias a un Estado presente que cuida y promueve la producción y el trabajo", resaltó Girard.

En ese sentido, el titular de la entidad tributaria enfatizó "la recuperación de los ingresos populares y del empleo" permitirá "consolidar ese crecimiento", en tanto que aseguró que "en esa dirección apuntan los beneficios a monotributistas y el resto de las medidas tributarias".

¿Hasta qué fecha se extenderá este beneficio para monotribustistas?

La medida, que determina que los contribuyentes locales del Impuesto sobre los Ingresos Brutos no resultarán pasibles de las retenciones y percepciones dispuestas en los regímenes especiales de recaudación, tendrá vigencia por el plazo de 5 meses, hasta el 30 de noviembre de este año.

Sin embargo, los contribuyentes alcanzados podrán mantener el beneficio de forma permanente si optan por adherir al régimen simplificado de Ingresos Brutos que ARBA pondrá en marcha en las próximas semanas.

Sobre esta línea, días atrás ARBA había habilitado también el reingreso a los regímenes de regularización de deudas que quedaron en rojo durante 2020 por falta de pago, una posibilidad que estará vigente hasta el 31 de diciembre próximo.

Ambas medidas forman parte de un paquete de medidas que el organismo lanzó para amortiguar la situación de los trabajadores, en medio de la actual situación económica por la pandemia del coronavirus.