Este lunes, la Asociación Nacional de Actores de México, confirmó el fallecimiento de la artista argentina Rosita Quintana. La mujer que se hizo conocida por películas como "Calabacitas tiernas" y "Soy charro de levita", murió en el país norteamericano en el que estaba radicada desde hace décadas.

En julio del año pasado sufrió una infección en la garganta tras la cual le fue detectado un pequeño tumor en la glándula tiroides. Si bien en un primer momento no fue necesario someterla a una cirugía, medios mexicanos aseguran que estuvo internada y tras agonizar la última semana, su cuerpo no resistió más.

La gran carrera de Rosita Quintana

Trinidad Rosa Quintana Muñoz nació el 16 de julio de 1925 en Buenos Aires. Ya desde chica mostraba su talento para la actuación y el canto, sobre todo de tangos, ya que su abuela era guitarrista e intérprete. Su debut teatral fue a los 15 años en el teatro de revista y encantó a todos con su incomparable belleza.

Jorge Negrete la conoció cuando estuvo de gira por Latinoamérica y se quedó tan admirado que la invitó a México, país que se transformaría en su residencia permanente. 

Rosita Quintana murió a los 96 años. (Gentileza: El Heraldo)

En 1947 tuvo su primera presentación como cantante en el Centro Nocturno "El Patio". Esto fue el puntapié inicial para su larga trayectoria en la época de oro del cine azteca ya que al año siguiente debutó como actriz en la película "La santa del barrio". La fama le llegó al año siguiente con “Tin Tan”, "Calabacitas tiernas", "Soy charro de levita" y "No me defiendas compadre", en donde el público pudo ver su faceta cómica.

En medio de su carrera ascendente conoció al gerente de los estudios Paramount Pictures, Sergio Kogan, con quien se casó, tuvo a su hijo Sergio y luego adoptó a Paloma Guadalupe. 

Hasta 1960 participó en una veintena de películas, acompañada por los galane. del momento, entre ellos Pedro Infante quien también estaba en la cumbre del éxito. Pero nunca dejó completamente la música ya que alternaba sus apariciones en la pantalla grande con sus presentaciones musicales. 

Años después su carrera se puso en pausa cuando sufrió un accidente automovilístico que la dejó en coma por varios días y que mató a su marido. Sin embargo, poco a poco regresó a las ficciones e incluso en la década de los noventas incursionó en la televisión, personificando a una de las villanas de la novela "La Dueña".

Sus últimos años

Los últimos quince años, ya sin poder caminar por sus propios medios, estuvo acompañada de Guadalupe Martínez Castro, su cuidadora, y quien se quedó con ella hasta el final.

"La familia no vive en Ciudad de México, la situación es mala por la pandemia, Nicole (una de sus nietas) vive en Guanajuato y no es tan fácil trasladarte y quedarte, no se puede mucha aveces económicamente hacerlo por más que quieras, tiene un hijo que vive en Cancún y otra, que adoptó de bebé, en Oregon en Estados Unidos", reveló su colega Jorge Lozano a El Universal.

"Siempre los médicos dan una ilusión, pero ya entró mal y hace ya como cinco días que estábamos esperando este desenlace. Lo esperábamos con el dolor natural, pero preparados para la noticia, no es como cuando muere un niño o una gente joven de 40 años, vivió una muy buena vida, fue estrella de toda Latinoamérica, cantó las canciones rancheras de Chava Flores como nadie, se le llamaba la dama de América. No perdió nunca la memoria, recordaba todo", sentenció el productor.

Así fue la vida de Rosita Quintana