A la hora de conseguir un trabajo, los procesos de entrevista varían de empresa a empresa, cada una ajustando sus requerimientos para encontrar el candidato mejor calificado para el puesto. Para Cargill, una de las compañías de alimentos más grandes del mundo, la única manera de asegurar una elección justa y óptima es hacerla a ciegas.

Desde el 2020, y buscando garantizar un proceso de contratación libre de prejuicios y discriminación hacia los postulantes, la empresa multinacional recluta y selecciona talento de forma online y con "perfil oculto": los reclutadores no reciben información personal de los postulantes que pueda provocar instancias de discriminación. Esto quiere decir que su género, raza, edad, orientación sexual y hasta nombre permanecerán ocultos a los reclutadores hasta el momento de la selección.

 

 

 

 

 

La empresa primero desarrolló esta particular metodología en alianza con el Grupo Cia de Talentos, consultora líder de América Latina en la selección y desarrollo de jóvenes profesionales. El resultado fue un proceso de selección online donde se realizan las evaluaciones requeridas omitiendo información que podría inducir a sesgos en la selección. De hecho, como las cámaras permanecen apagadas en las entrevistas en vivo, los empleadores recién conocen los rostros de sus nuevos empleados en su primer día de trabajo.

"La imposibilidad de obtener una imagen del candidato reduce notablemente la aparición de sesgos y prejuicios inconscientes", subraya Esteban Morin, director y socio de Cia de Talentos para Ámbito. "Al momento de entrevistar a una persona, en todos nosotros operan mecanismos inconscientes sobre cómo debería verse y qué gestos debería tener un candidato ideal: la posibilidad de conocernos sólo a través de la voz, facilita una mayor objetividad, dado que el foco está puesto exclusivamente en la escucha activa".

 

La empresa garantiza un proceso libre de discriminación con su particular metodología.

 

En su última edición, el proceso con "perfil oculto" contó con una etapa de inscripción, evaluaciones online, dinámicas de interacción grupal y entrevistas individuales con los gerentes. En todos los casos, los referentes de RR.HH recibieron información de los participantes sin datos que pudieran identificarlos: no se detallaba el género, la nacionalidad, la edad y, desde luego, no se adjuntaban fotos. Además, en los CVs solo constataban las iniciales de los postulantes.

Este 2022, la empresa recibió a 25 mil candidatos para aproximadamente 230 vacantes de pasantías estudiantiles en Brasil, Argentina, Colombia, Paraguay y Uruguay. La ejecución del proyecto implicó un desafío para todos los actores involucrados, pero los resultados han sido más que exitosos. La experiencia fue enriquecedora tanto para los jóvenes participantes como para la empresa.

Esta original manera de contratar empleados es uno de los múltiples esfuerzos realizados por Cargill para garantizar inclusión en su empresa: "En Cargill, queremos que todos nuestros empleados den lo mejor de sí en el trabajo. Es decir, que se sientan bienvenidos, valorados y escuchados para poder dejar su huella. Reconocemos, apreciamos y respetamos la singularidad de cada empleado. Valoramos la forma en que su talento y experiencia pueden ayudar a las personas de todo el mundo a triunfar día a día", resaltan en su página oficial.

Ver comentarios