El músico Paulo Londra y la joven Rocío Moreno se separaron el año pasado y en mayo de este año firmaron un acuerdo por el cuidado de las dos niñas que tuvieron juntos. Ahora, el trapero está de vacaciones con una de sus hijas y la dejó con sus papás, pero no habría dejado que su ex hablara con la pequeña. Toda la situación terminó con una denuncia y la presencia de la Policía.

Todo se conoció con una fuerte publicación de la ex novia de Paulo Londra en las redes sociales sin dar los detalles sobre el momento dramático. La madre de Isabella y Francesca escribió: “Que triste, no saben la angustia e impotencia que se siente querer ver a tu hija y que te lo nieguen”. 

Es desesperante saber que no está con la persona que corresponde. Que no se cumpla lo acordado, lo firmado, por lo que luchamos tantos meses... Duele”, posteó el sábado pasado en su Instagram.

 

Como bien se informó, dentro del acuerdo legal entre el músico y la joven se incluyó una compensación económica. Esto se debe a que ella dejó sus estudios por acompañarlo en su carrera artística.

Además, la ex pareja pactó una cuota alimentaria, una casa y un régimen comunicacional para que él pueda tener contacto con sus hijas de un año y once meses y cuatro meses.

Paulo Londra y Rocío Moreno.
Paulo Londra y Rocío Moreno.

En este marco, Paulo Londra se encuentra, desde el jueves pasado y hasta el próximo, en una semana de vacaciones con su hija mayor. Otro dato a recordar es que el músico oriundo de Córdoba acaba de confirmar su relación con Martina, una ex compañera de colegio. 

Tensión, denuncia y presencia policial

De esta manera, tal como Moreno reclamó en sus redes, el músico habría incumplido con una de las pautas firmadas. La madre de la pequeña habría quedado imposibilitada de ver y hablar con la menor de edad y hasta hizo una denuncia para que intervenga la policía.

Uno de los puntos del acuerdo firmado era que ambos deben garantizar la comunicación de sus hijas cuando ellas están con el otro. Una condición que el cantante no habría cumplido la última semana.

 

Además, la joven descubrió que Paulo Londra no estaba con la pequeña. Era otro punto clave del pacto y si no podía cuidarla debería llevarla con la madre. No debería dejar a las pequeñas al cuidado de terceros y ante el incumplimiento, Rocío escribió: “Es desesperante saber que no está con la persona que corresponde”.

En tanto, Moreno intentó comunicarse con sus ex suegros, quienes estarían cuidando en ese momento a la pequeña. Sin embargo, no la dejaron hablar con su hija y le pidieron que los contactara a través de sus abogados. 

Posteo de Rocío Moreno contra Paulo Londra.
Posteo de Rocío Moreno contra Paulo Londra.

Por esto, al no poder hablar con la nena, Rocío fue a la casa de los padres del trapero, quienes se habrían negado de nuevo en no dejarla ver a su hija. Allí la joven realizó una denuncia para que intervenga la Policía.

Todo culminó esa noche, cuando Paulo Londra volvió al domicilio donde vive con sus padres y estaba la nena. Finalmente, Rocío pudo hablar con ella. 

Igualmente, hasta el jueves y como estaba pactado, el cantante estará con su hija a cargo y cada vez que Moreno lo requiera deberá permitir la comunicación entre ellas. 

Ver comentarios