Cuando los drones se convirtieron en una potente herramienta militar utilizada por los ejércitos más poderosos del mundo, era difícil imaginar que pudieran transformarse en un elemento clave para el desarrollo de actividades como la agricultura o el peritaje. Décadas más tarde, el pilotaje de vehículos aéreos no tripulados es una de las carreras con mejores salarios del mercado y la oferta se incrementa cada día.

Con sólo realizar un curso certificado por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) cualquiera puede convertirse en un experto en el manejo de drones. Esta profesión abre las puertas a todo tipo de actividades: fotografía, construcción, agricultura, vigilancia, tareas de rescate, entre otros rubros.

En el país una empresa es pionera en la formación de pilotos, Drones-Vip. Cuentan con el primer Centro de Instrucción Aeronáutica Civil de vehículos aéreos no tripulados certificado por la ANAC, que habilita a sus estudiantes a pilotear un drone con fines recreativos y/o comerciales.

Cabe mencionar que para poder ser piloto de estas aeronaves de manera profesional, es requisito excluyente contar con la habilitación correspondiente de la autoridad aeronáutica de cada país. En el caso de la Argentina, hay que rendir un examen ante la ANAC.

Una profesión bien paga

Un informe de Adecco publicado en diciembre del año pasado señala que en España, un piloto de drones puede ganar unos 6.000 euros al mes, y que los salarios oscilan entre los 3.000 y los 9.000 euros, dependiendo de la antigüedad, la experiencia y el rubro.

Aquellos habilitados para la función pueden conseguir empleos que rondan entre $20.000 y hasta $300.000 por jornada en Argentina. Un monto que supera incluso los salarios del muy bien pago sector tecnológico.

En Argentina se paga entre $20.000 y hasta $300.000 por jornada de trabajo.

Volar drones en el país no es un juego, para hacerlo se debe respetar la reglamentación vigente y su uso indebido es motivo de aplicación de faltas aeronáuticas, según informa la ANAC. “Las sanciones van desde multa e inhabilitación hasta la aplicación del Código Penal en los casos que corresponda”, advierten en la página oficial.

Requisitos para volar drones

  • Registrar el dron ante el Registro Nacional de Aeronaves de la ANAC.
  • Tener más de 18 años. Los jóvenes de 16 y 17 años pueden hacerlo pero siempre acompañados y supervisados por un adulto responsable.

Para operaciones con fines comerciales:

  • Solicitar ante la ANAC la autorización como “miembro de la tripulación remota”, mediante la aprobación de una evaluación teórico-práctica.
  • Contar con un certificado de aptitud psicofisiológica.
  • Contratar un seguro de responsabilidad por los posibles daños a terceros durante la operación.
  • Contar con un manual de operaciones y un sistema de gestión de riesgos adecuado para operar.
  • Contar con una placa identificatoria inalterable fijada en la estructura del dron.

Está prohibido utilizarlos en la zona de aeropuertos, aeródromos y helipuertos: se exige conservar una distancia de 5 km. respecto a las pistas. Tampoco se los puede pilotear en zonas densamente pobladas o sobre aglomeraciones de personas.

Además, la operación del dron debe realizarse en un espacio aéreo segregado: a no menos de 30 metros de distancia en relación a personas o cosas ajenas a la operación, no más de 122 metros de altura y a partir de 10 metros en la vertical. En el caso de querer operar en zonas limitadas, el piloto tiene que hacer un pedido especial ante la ANAC.

Ver comentarios