En medio de la incertidumbre financiera que derivó en el aumento de más de $ 30 del dólar "blue", los ahorristas se volcaron a hacer consultas bancarias. Sin embargo, la demanda de los clientes habría generado un colapso en las distintas apps de los bancos o plataformas de "online banking".

Tal fue el descontento de todos aquellos usuarios que quedaron disconformes, que las quejas en redes sociales no tardaron en llegar. Por este motivo, las principales entidades financieras del país fueron "trending topic" en Twitter.

City Porteña
La "City Porteña" vio gran movimiento debido al incremento del dólar.

Desde las entidades bancarias explicaron que los problemas para operar no respondían al contexto económico y a la incertidumbre que genera la llegada de Silvina Batakis al Ministerio de Economía, sino que tenían que ver con un tema técnico: "Cuando creemos que puede haber mayores consultas al online banking o mayor cantidad de operaciones, ponemos la fila online", explicaron en una entidad privada.

"Si entran (por poner un número) 100 mil personas a la vez, se puede caer el sistema completo y no atendés a nadie. La fila online permite administrar el ingreso, y que se los atienda a todos sin caída de sistemas. Para eso es, a pesar de algunas críticas infundadas en redes", añadieron.

Qué dijeron desde los bancos

Durante el transcurso de las horas, la situación se normalizó y en la mayoría de los casos se podía operar como de costumbre. "Hubo una gran afluencia de clientes que buscaban hacer todo tipo de operaciones, no solo comprar dólares", comentaron fuentes del Banco Galicia luego de informar que los servicios se habían restablecido.

"Nuestros canales tuvieron algunos problemas, pero ya están todos funcionando normalmente", sumaron en el BBVA. Por su parte, fuentes del ICBC afirmaron: "No tuvimos en ningún momento caídas, si en algún punto de la mañana demoras en las operaciones, pero es algo que suele ocurrir en momentos de tensión cambiaria".

 

Más allá de la demanda de operaciones por los canales virtuales, en los bancos después del mediodía también se registró mayor concurrencia física a las sucursales.

"Se vieron más personas retirando sus depósitos en dólares, aunque en menor magnitud que en crisis previas. El banco estaba preparado y se pudieron llevar los billetes que buscaban. Fue un día mucho más calmo del que imaginábamos antes de la apertura", explicaron en el ICBC.

Ver comentarios