El Ministerio de Salud de la Nación informó este jueves 16 de diciembre que, en las últimas 24 horas, se registraron 19 muertes y 5.301 nuevos contagios de coronavirus, la cifra más alta desde el 1 de septiembre. 

En diálogo con cronica.com.ar, el infectólogo, Ricardo Teijeiro, expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y jefe de área en el Hospital Pirovano, afirmó que el número es esperable, si se tiene en cuenta que "hay nuevas variantes más contagiosas y no se están cumpliendo con las medidas de prevención". "Hay relajación, se esta entendiendo que la pandemia está disminuyendo porque se piensa que el virus no está circulando, y todavía hay un alto porcentaje de personas que no están vacunadas o están incompletamente vacunadas". Respecto a este grupo el especialista advirtió que se trata del 30% y que en su mayoría es gente joven, ya que "el adulto mayor tiene el 90% de la vacunación".

Al ser consultado sobre las consecuencias de la circulación de la Ómicron, Teijeiro explicó que esta nueva cepa "tiene mayor contagio que las otras pero no constituye mayor gravedad", de manera que "los pacientes que están vacunados lo pasan de forma leve". En esa línea, pronosticó que según su criterio, "no se volverá al incremento de casos como tuvimos al principio del año pasado".

Aún así, el infectólogo remarcó que hay que "seguir teniendo los cuidados necesarios, para que el número no siga aumentando". "Lo más importante es cumplir lo que decimos, el uso de barbijo, el distanciamiento, la higiene de manos, la ventilación. Hay que hacerlo, lo que pasa es que nada de lo que decimos se cumple".

No obstante, al ser consultado sobre su opinión respecto a la implementación del pase sanitario, el experto remarcó que consiste en una "necesidad, que iguala". "Es necesario para que aquel que tiene una actividad social tenga que cumplir con una serie de requisitos", puntualizó. A su vez remarcó que las medidas van de la mano de completar el esquema de vacunación.

Por su parte, Gabriela Piovano, infectóloga del Hospital Muñiz, habló con este medio y coincidió respecto a que la suba de casos era esperable debido a la circulación de la variante Delta. "Hay gente todavía sin vacunar. subida pendiente a las dos primeras. en pocos días se triplicó. Aún así advirtió que aunque se trata de  una variante más contagiosa, "hay poca ocupación hospitalaria". 

Asimismo, manifestó que el grupo etario de menores de 30 años consiste en una fuente de "preocupación" debido a que son quienes menos se están vacunando porque en su mayoría no atraviesan la enfermedad de manera grave. Según sostuvo, las causas por las que no se aplican las dosis están sujetas a que se trata de "una población víctima del antivacunismo, y las fake news". En esa línea, celebró el uso del pase sanitario, "para que la gente se ponga las pilas".

Como gran defensora de la cuarentena, puntualizó que la fórmula para contener el aumento de casos de coronavirus es "vacunar y restringir".

En ese sentido, remarcó que "la vacuna sirve para reducir los casos graves pero no es infalible". Respecto a la obligatoriedad de la misma, enfatizó que "para los de riesgo es obligatoria, como las vacunas de la gripe", sin embargo, puntualizó que la importancia está en que la "gente se dé cuenta de que es necesario y acuda", sin que sea una imposición. "Las conductas individuales son muy trascendentes en esta pandemia. La gente no tiene claro lo que se está jugando", remarcó.

Por su parte, Gonzalo Camargo, médico emergentólogo y presidente de la Sociedad Argentina de Emergencias, habló con cronica.com.ar y fue optimista respecto al panorama nacional, que atribuyó a los niveles de vacunación: "Estamos mejor parados para afrontar esta crisis sanitaria". 

"Están dando vuelta dos variantes muy contagiosas, lo más importante es continuar con la campaña de vacunación y no bajar los brazos. Hay que insistir con la vacunación de la gente más joven. Los últimos contagios grandes han sido por reuniones sociales y fiestas", afirmó. Y remarcó que la franja etaria de entre 18 y 30 años es "la que más resistencia tiene a vacunarse". En ese aspecto, expresó que el pase sanitario, es "totalmente necesario", ya que en los lugares donde se impuso, "la cifra de vacunados aumentó inmediatamente".

De cara a las reuniones sociales por las fiestas de fin de año, Camargo dio una serie de recomendaciones para aminorar el riesgo de contagio. En esa línea, el especialista "pidió que los espacios estén lo más ventilados posible, y evitar hacer eventos en lugares cerrados".

Asimismo, remarcó que "los síntomas leves puede ser un indicio de contagio. En ese caso no estar en contacto con personas de riesgo".

"Hay que hacer hincapié en todas las medidas de prevención y por supuesto en la vacunación", dijo.  Y agregó: "Las familias deben insistir con la vacunación de los jovenes y los pediatras de los más chiquitos".