Hace ya más de 15 años, transcurría el Mundial Sub 20, 11 de junio del 2005, Argentina debutaba en dicha competición frente a Estados Unidos. El plantel estaba integrado por quien se convertiría en el mejor de todos, un tal Lionel Messi. Resulta que al momento de dar la alineación, el entrenador Francisco “Pancho” Ferraro decide poner en el 11 a otro jugador en lugar del rosarino. Estamos hablando de Gustavo “Cachete" Oberman.

“Sosa iba a ser el titular y en el banco íbamos a estar Messi, Kun y yo como ofensivos. En esa última práctica de fútbol estuve bien, hice dos goles. Aparte a Messi lo querían llevar de a poco porque venía de tener un año con muchas lesiones en Barcelona. Como era un torneo largo, lo iba a arrancar de a poco. Cuando se fracturó la muñeca José, terminó la práctica. No hubo un “ponelo a tal”. Al otro día hacemos una charla táctica y yo pensé que iban a jugar los mismos y que iba a entrar Messi... ¡No había otro! Me senté en una silla de atrás. Había una lámina blanca que la daban vuelta y estaba el equipo. De golpe todos empezaron a mirarme y yo digo ¿qué pasó? Me miraba si tenía la ropa bien, quizás había ido con otra remera y me ponían multa. Cuando miro el equipo veo a Oberman allá arriba. “Uh, ¿a quién sacó?”. Miraba y no encontraba a Messi...”, relató en una entrevista con Infobae.

En el torneo juvenil convirtió un importante gol contra España.

Aunque ese partido terminó en derrota 0-1, Argentina avanzando ronda tras ronda (dejando fuera a Brasil en el camino) para terminar coronándose campeona de ese torneo, don un doblete del ahora ex Barcelona en a final. Tras el certamen, la carrera de nuestro protagonista del día pintaba muy bien. Sin embargo, por un abanico de factores, no terminó demostrando todo lo que se esperaba de él y hoy juega en Dock Sud. Por eso nos preguntamos, ¿qué fue de la vida de “Cachete" Oberman.

Del "bicho" a River y despues a Europa

A principios de la década del ´2000, el oriundo de Quilmes era una de las perlas más codiciadas del fútbol argentino. Años más tarde confesó que, siendo un juvenil, llegó a ser tentado por importantes clubes europeos como el Tottenham y el Porto. Tras el mencionado mundial, el futbolista fue traspasado a River Plate, club del cual es hincha, que desembolsó 1 millón de dólares por el 80% del pase. Tras un año en el “millonario” donde disputó 21 partidos y solo convirtió un gol, regresó al “bicho”  de la paternal.

Por su puesto que tiene su foto junto a Diego Maradona.

“Mostaza decía que yo supuestamente salía mucho con Pisculichi y Machín... Tengo buena relación con ellos, pero era mentira porque nunca fuimos amigos de salir. De hecho, estando en River pasaba concentrado el 90% de los días. A la larga me di cuenta de que eran retos para que los escuchara otro que tenía ascendencia en el grupo, pero no se lo decís directamente. Yo en ese momento le respondí: tenés el teléfono de mi casa, llamame cuando quieras que voy a estar ahí. No sé cómo se lo tomó Mostaza, pero me cargaban todos y yo me sentía mal”, recordó en dicha entrevista sobre su paso por el club de Núñez.

En ese momento, un "temita" de impuestos de River le frustró un pase al Hannover de Alemania, para que imaginen lo avanzada que estaba la cosa, sus amigos le habían hecho un despedida.

Tras otra gris temporada, decidió ir a probar suerte a Europa, por lo que, pasaporte en mano, despegó rumbo al Club Deportivo Castellón, de la segunda división española. Tras un buen arranque, el equipo se fue pinchando. Según confesó Oberman, “no querían ascender”, ya que de pronto el entrenador realizaba cambios inexplicables y ponía juveniles. “Es raro que pase eso”, comentó.

Aventura rumana

Tras 36 partidos y 4 goles, decidó emigrar al Cluj rumano, que contaba con la presencia de varios argentinos como Peralta, Christian Sánchez Prette y Cristian Fabbiani. Allí tampoco pudo explotar y solo jugó 5 encuentros, por lo que regresó a España, esta vez al Córdoba, para luego volver otra vez a Argentinos Juniors.

“No es por justificarme pero también pasaron cosas raras... Echaron al técnico que me llevó y pasé de titular a ni contar. Al punto extremo de que se lesionaron todos los delanteros y me mandó al banco el nuevo DT. ¡Había tres marcadores de punta en el banco!”, remarcó a Infobae sobre su estadia en Rumania.

En la India compartió equipo con Mohamed Sissoko y Eidur Gudjohnsen.

De vuelta en el “bicho”, volverían las alegrías, ya que salió campeón del Clausura 2010, donde compartió plantel con Nestor Ortigoza, José Luis Calderon, Juan Mercier y Matías Caruzo entre otros. “Yo le decía ‘Caldera, decime la verdad, ¿estamos para campeones o no? Porque yo es la primera vez que peleo un campeonato así de punta a punta’. Y él me decía: ‘Sí, estamos, quedate tranquilo que estamos’. Yo me sentí campeón cuando le ganamos ese partido a Independiente. Me iba a morir adentro de la cancha si hacía falta, no había otra alternativa, era el partido de mi vida”, comentó en el 2019 para dicho medio.

¿Y ahora? la India

A partir de este momento su carrera lo convirtió en un nómade, ya que pasó por Quilmes, Olimpio y San Marcos de Chile, antes de emprender una exótica aventura al fútbol de la India, en el Pune City. Allí compartió vestuario con estrellas como Mohamed Sissoko y el ex Barcelona Eidur Gudjohnsen.

Viví en un hotel cinco estrellas. Nosotros tomábamos todo agua mineral porque hay mucha contaminación en el aire y el agua te decían que no era recomendable. Cuando fui a un hospital, por ejemplo, a hacerme unos análisis la higiene del lugar no me gustó”, explicó en la entrevista y también aseguró que debía salir a la calle con guardaespaldas.

Se consagró campeón del Clausura 2010 con Argentinos Juniors.

En el Pune habían tenido un episodio el año anterior con un futbolista que salió solo a un shopping, vio a un nene –porque hay mucha gente que pide– y le dio limosna. Cuando volvía había 40 personas. No lo dejaban salir, le pedían, fue una situación medio heavy. De ahí entonces nos hacían salir con seguridad”, agregó en su momento.

Regreso a Argentina

Tras esos movidos seis meses en lo que pisó 5 veces el verde césped, regresó a la Argentina en el 2017 y tras analizar el retiro, firmó para el club Argentino de Quilmes. Tras poco tiempo allí, en el 2018 arribó a Dock Sud de la Primera C, popularmente conocido como el “Docke”, donde se desempeña hasta el día de hoy.

Gustavo “Cachete Oberman” definitivamente un trotamundos que pasó por muchos lugares y que sin duda, puede continuar presumiendo que dejó en el banco de suplentes al mismo Lionel Messi, ¿Quién le quita lo bailado?.