La tormenta de Santa Rosa de Lima suele ocurrir todos los años entre fines de agosto y principios de septiembre. Se trata de un evento meteorológico de lluvias intensas con una importante presencia de actividad eléctrica. Si bien no hay una fecha establecida, hay quienes fijan el 30 de este mes para su inicio, aunque podría adelantarse. 

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta amarillo por tormentas para Buenos Aires y su alrededores a partir de esta tarde, que podría extenderse durante la jornada del sábado.

Para este fin de semana, la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) registra un viernes ventoso, con ráfagas que podrían llegar a los 74 km/h, y un cielo cubierto; mientras que el domingo las condiciones mejorarían con temperaturas máximas entre 14°C y 16°C.

 

Sin embargo, entre el martes 30 y el miércoles 31, el tiempo volvería a desmejorar. Ambos días, el cielo estaría cubierto, aunque la temperatura estaría por encima de los 20°C. La probabilidad de tormentas, incluso con mayor presencia del viento del sector suroeste, podría darse en la madrugada del último día del mes de septiembre.

¿En qué sectores se dan mayores tormentas?

En el Servicio Meteorológico Nacional se analizaron los datos del 25 de agosto al 4 de septiembre (5 días antes y después de Santa Rosa) entre 1906 hasta 2021, y contabilizando la cantidad de días consecutivos de tormentas y la lluvia acumulada; los meteorólogos determinaron que en los 115 años de registro, en 65 oportunidades se produjeron tormentas en esas fechas, aunque no siempre estuvieron asociadas a precipitaciones intensas o abundantes.

 

Sin embargo, este tipo de eventos no se desarrolla de la misma manera en todo el territorio, por las diferencias en las condiciones y la época del año. En la Patagonia, no es común encontrar tormentas, como tampoco en las provincias del noroeste. Por el contrario, donde sí es frecuente la generación de tormentas en esta época es en el centro y noroeste argentino.

El SMN aclaró que aunque popularmente se espera que la tormenta de Santa Rosa sea más fuerte que cualquier otra cosa, no hay evidencia de que esto sea siempre así.

Ver comentarios