La familia Gómez Romero, compuesta por siete hermanos huérfanos, vive en la comunidad indígena ava guaraní Nueva Jerusalén, ubicada en el cruce de las rutas 5 y 34, en medio de una pobreza estructural que duele. Se cobijan como pueden en una casa muy precaria emplazada en una esquina donde se puede admirar la limpieza del terreno y escuchar el canto de un gallo, esperando quizás el 24 por la noche con el ansiado milagro de Navidad.

Son habitantes de Pichanal, ciudad del departamento de Orán, ubicada al noreste de la provincia de Salta. Cuatro de ellos son los mejores alumnos de una escuela primaria sin computadoras ni celulares.

"Actualmente tenemos a cuatro hermanitos en la escuela: a Carla de 8 años, Kevin de 14, Nicolás de 12 y Leonardo de 10. Tienen un excelente rendimiento escolar y una gran educación", destacó en diálogo con ElTribuno.com la directora del colegio Nº 4.296 Jesús de Nazaret, de Pichanal, Raquel Elena Vargas.

 

Se quedaron huérfanos de padre y madre en 2020, al cuidado de su hermana mayor, Rocío, viuda con sólo 24 años. No reciben ayuda económica del Estado, mientras esperan que la Justicia acelere los trámites de la tutela para poder gestionar la Tarjeta Alimentar, otros planes sociales y alguna beca.

Los hermanos Gómez Romero perdieron a su padre y a su madre el año pasado por sendas enfermedades y quedaron al cuidado de la joven de 24 años, quien había formado una familia con Cristian Román, un muchacho generoso que la ayudaba con sus hermanos. Pero hace un año le diagnosticaron hipocalcemia y murió el 26 de octubre último.

Rocío no sólo quedó a cargo de sus seis hermanos, sino también de su pequeño hijo fruto del amor con el joven fallecido.

 

La joven de 24 años contó que, en los últimos días, la visitaron tras conocerse su historia en los medios muchos funcionarios con promesas, pero hasta ahora sólo recibieron una cucheta sin colchones del sindicato de peones rurales UATRE y cuatro bolsones de comida. Y la diputada provincial Carolina Ceaglio se acercó con dos tablets para los más chicos.

Desde el Municipio, se autorizó también la compra de una casa prefabricada para mejorar la calidad de vida de la familia, el sueño principal de los Gómez Romero.

Para quienes puedan ayudar a la familia, se abrió una cuenta para transferencias a nombre de Rocío. La Clave Bancaria Única (CBU) es la siguiente: 2850116740094893255218.

Ver comentarios