Una fuerte polémica se vive en Bolivia, en donde una docente de Biología fue denunciada por pedirles a sus alumnos que lleven preservativos con semen, en el marco de una clase de educación sexual.

El hecho ocurrió en la escuela Juana Azurduy de Padilla, perteneciente al partido de Minero, que se ubica a unos 100 kilómetros de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia. 

Al respecto, la docente decidió salir a pedir disculpas por la situación, al considerar que hubo una "malinterpretación", en tanto que apuntó que ella no es "ninguna pervertida".

 

 

 

Además, María Inés Penedo resaltó que les pidió a sus alumnos que lleven un poco de semen para hacer "oler" a sus compañeras, y que puedan comprobar cuanto tiempo pueden vivir en un lugar húmedo.

"Ese era mi objetivo como maestra y no como dicen algunos medios de pervertir a los alumnos y que se fueran a masturbar y trajeran en un frasco, en ningún momento mi intención fue esa", resaltó Penedo.

La maestra aclaró que la actividad consistía en que los alumnos sean “activamente sexuales que traigan un condón con semen” para que sus compañeras puedan conocer y prevenir algunos “embarazos no deseados”.

"Ni a los peores criminales le hacen esto, yo no he matado a nadie, no he violado a nadie. Si por impartir una clase de educación sexual tengo que ir a la cárcel, ya la población lo dirá, porque tarde o temprano los jóvenes van a llegar a enterarse por un medio o por otro", cerró la docente.

 

 

 

Ver comentarios