Es muy común que alguien se pregunte si está lavando su ropa demasiado o muy poco. En esta nota, expertos en limpieza aclaran la cantidad exacta de veces que hay que usar las prendas de vestir antes de que sea necesario meterlas en el lavarropas.

Cada prenda del guardarropas debe ser tratada de manera muy diferente, desde los jeans hasta las remeras. Pero quizás sean las polleras las que más sorprenden, ya que se pueden usar hasta siete veces antes de tirarlas al cesto de la ropa sucia”, afirmaron especialistas The Sun, un periódico del Reino Unido.

En un video publicado en la redes sociales de la compañía AO, escribieron: "Esta es la frecuencia con la que debería lavar su ropa #laundrytips #washignmachines #hometips". Luego, revisaron una por una cada las prendas más populares que tenés en tu placard.

 

Las camisetas o remeras necesitan una limpieza después de uno o dos usos. Las faldas solo necesitan lavarse cada cinco o siete usos. En el otro extremo, los expertos dijeron que los jeans deben limpiarse cada tres usos.

Por su parte, la mayoría de los vestidos deben colocarse en el lavarropas después de uno o tres usos, y la ropa de trabajo debe lavarse después de un solo uso.

La publicación inmediatamente provocó un debate entre los seguidores de las redes sociales de AO, quienes optaron por limpiar su ropa después de diferentes períodos de tiempo.

 

Los mejores tips para lavar la ropa

Estrenar un vestido, una camisa, unos pantalones o cualquier tipo de prenda siempre se siente renovador pero ¿cómo se consigue mantenerla como nueva, lavado tras lavado, para que no pierda color, textura y suavidad? Estos son los mejores trucos y consejos para lavar la ropa sin estropearla.

Leer con atención el manual de la lavadora

No hay que pasar por alto esta acción porque no todas las lavadoras son iguales ni cuentan con el mismo tipo de programas especializados para cada tipo de prenda.

Fijarse bien en las etiquetas de cada prenda

En ellas se indican el tipo de composición, las instrucciones y consejos de lavado. Esta será la mejor manera de evitar que la ropa se estropee por un descuido.

 

Separar siempre la ropa por colores

Aunque puede parecer un consejo obvio, ¿a quién no se le ha desteñido alguna prenda por haberla mezclado con otra de tonalidad más oscura? Para conseguir el mejor resultado, es aconsejable separar la ropa blanca, de colores claros, de colores oscuros o negros y tejidos delicados.

Diferenciar por tipo de tejido

De este modo, y tras haber estudiado el manual de cada prenda y de la lavadora, se debe elegir el tipo de programa más adecuado para cada una. Muchas se utilizan dos o tres programas básicos para todas las prendas, ya sean de algodón, sintéticas, de seda, pero lo correcto sería elegir programas específicos para que cada una reciba el tipo de lavado y centrifugado que necesita, de modo que se mantenga impecable por mucho más tiempo.

Lavar la ropa del revés

Así se consigue que los colores duren intensos y luminosos por más tiempo, especialmente los tejidos denim y las prendas con estampaciones.

Agua fría preferiblemente

Sobre todo si se trata de lavar tejidos de seda, lana o muy delicados, como la ropa interior de encaje. No obstante, en algunos casos habrá que lavar estas prendas a mano, si así lo indica la etiqueta.

Ver comentarios