Luego de que el primer sorteo de los octavos de final de la Champions League debiera quedar desestimado por un grosero error de la UEFA, se realizó uno nuevo en el que el azar determinó que el PSG de Lionel Messi deberá jugar contra el Real Madrid, máximo ganador de competencia.

Los otros cruces de octavos de final serán:

Salzburgo (Austria)- Bayern Múnich (Alemania).

Sporting Lisboa (Portugal)- Manchester City (Inglaterra).

Benfica (Portugal)- Ajax (Países Bajos).

Chelsea (Inglaterra)- Lille (Francia).

Atlético de Madrid (España)- Manchester United (Inglaterra).

Villarreal (España)- Juventus (Italia).

Inter (Italia)- Liverpool (Inglaterra).

El papelón del primer sorteo

"Tras un problema técnico con el software de un proveedor de servicios externo que instruye a los árbitros sobre qué equipos son elegibles para jugar entre sí, se produjo un error en el sorteo de los octavos de final de la UEFA Champions League", informó la máxima entidad europea en su cuenta oficial de Twitter.

El primer sorteo fue declarado "desierto" y debió repetirse desde cero con los mismos bombos un rato después. La UEFA tuvo que dar marcha atrás al sorteo ante el reclamo de Atlético de Madrid.

"Estamos en conversaciones con UEFA para pedir explicaciones y una solución después de los errores cometidos en el sorteo de octavos de Champions League", informó el club madrileño en sus cuentas oficiales, una hora después del primer evento realizado en Nyon, Suiza.

El equipo del "Cholo" Simeone había salido como rival del poderoso alemán Bayern Múnich, pero desde la dirigencia " colchonera" rápidamente se quejaron del procedimiento.  El primer error de la UEFA fue cuando se sorteó el rival de Villarreal y salió Manchester United, al que ya se había enfrentado en la fase de grupos.

Luego, al momento de Atlético de Madrid, el oficial de la UEFA Michael Heselschwerdt cometió dos errores casi en simultáneo.  Primero, se sacó la bolilla de Atlético de Madrid y debía colocarse en el bombo de los cabezas de serie: Manchester City, Ajax, Bayern, Manchester United, Lille y Juventus.

Pero el oficial de UEFA se equivocó dos veces ya que puso a Liverpool, que no podía tocarle al Atlético, y después, se olvidó de la bolilla de Manchester United, que luego salió como rival de París Saint Germain. Finalmente, la bolilla que salió fue la de Bayern de Múnich.


Luego de unos segundos de tensión, se dijo que ese cruce no valía y sacaron otra bolilla, en este caso de Manchester City. El propio  Giorgio Marchetti, jefe de competiciones de la UEFA, tardó en reaccionar, se dio cuenta que era correcto y se disculpó por el error, pero no detuvo el sorteo.

Los emparejamientos de octavos de final habían quedado de la siguiente manera, con el cruce entre PSG ( Lionel Messi) y Manchester United ( Cristiano Ronaldo) como principal atracción:

Benfica (Portugal)-Real Madrid (España).

Atlético de Madrid (España)-Bayern Múnich (Alemania).

Inter (Italia)-Ajax (Países Bajos).

Chelsea (Inglaterra)-Lille (Francia).

Villarreal (España)-Manchester City (Inglaterra).

Salzburgo (Austria)-Liverpool (Inglaterra).

Sporting Lisboa (Portugal)-Juventus (Italia).

Paris Saint Germain (Francia)-Manchester United (Inglaterra).

 

Ver comentarios